Horoscopo del año | Horoscopo diario | Signos | Horoscopos Tarot | Horoscopo amor | Lunar | Carta astral | Ascendente | Horoscopo chino | Celta | Maya
  Aries | Tauro | Geminis | Cancer | Leo | Virgo | Libra | Escorpio | Sagitario | Capricornio | Acuario | Piscis
Si quieres hablar con la autora de esta articulo Marcela o saber en que posicion esta la luna negra Lilith en tu carta astral, llama al
Visa:
902 520 551
**
Desde cualquier pais:
+34 902 520 551**
Video
chat
SMS
chat
Regalo por tu
llamada >>>
* Katrin Fritzsche Apartado de correos 22, 35100 San Bartolome de Tirajana, Las Palmas. El precio máximo de la llamada es de 1.16 euros minuto desde red fija y de 1.51 euros minuto desde red móvil, impuestos incluidos. Mayores de 18 años.
** Precio de la consulta 1,19 eur/minuto a pagar con tarjeta de credito. Llamada como local

La sexualidad con La luna negra - Lilith

Autor: Marcela E. Diaz en exclusiva para Astrologia24.com © Copyright

Se la conoce también con el nombre de "Lilith", esta posición astral se relaciona con el comportamiento sexual del hombre, nos da los datos precisos de la sexualidad individual. Cada uno tiene una sexualidad propia, que se exterioriza con las personas con las que se relaciona. Este lado secreto de la vida es muy importante para el astrólogo y para el que consulta. Para el intérprete es muy importante comprender los reflejos del ser y conocer sus instintos dentro de los cuales se encuentra la sexualidad, que es un reflejo, un instinto animal. Además de Lilith, en la posición opuesta en su elíptica existe el Sol Negro que determina las peores tendencias que pueden despertarse en nosotros, sin darnos cuenta, por una mera dirección astral o por un mal tránsito. Esta comprobado en caso de hombres con una conducta intachables que se convierten en monstruos sexuales sin saber porqué. Los abogados consideran como atenuante que esta conducta es producto de la locura, los astrólogos encontraran en cuadratura a Lilith y al Sol Negro en esta Casa peligrosa que justifican estas conductas.

Lilith: ¿leyenda o realidad?
Se dice que fue la primera mujer de Adán, su nombre proviene del hebreo. Esta mujer, a pesar de ser muy sensual, era estéril. Por eso Eva es entregada a Adán para procrear. En el plano científico, es un punto ficticio muy importante que está relacionado con la marcha de la luna, a igual que el nódulo ascendente, que es el grado del zodíaco en el que el recorrido lunar pasa de Sur a Norte; y el nódulo descendente que pasa de Norte a Sur. Todos los planetas tienen nódulos, aunque no se los tenga en consideración. El primer foco de la órbita de la Luna es la Tierra, el segundo es Lilith. La marcha de la Luna es rápida, da la vuelta al Zodíaco en menos de un mes, mientras que Lilith es lenta y con momentos de retroceso, tarda en recorrer el Zodíaco ocho años y trescientos once días y tarda tres años en pasar de una conjunción a una oposición con uno de los nódulos de la Luna, estos en retrocesos.

Lilith en los Signos y Casas:

En el signo de Aries:
En Casa I: El hombre es muy directo en el amor, cuando desea a una mujer se lanza a su objetivo sin importarle los resultados. En la mujer esta tendencia esta atenuada, aunque no impide que ella haga proposiciones abiertamente al hombre deseado. Lilith en esta Casa hace que la tozudez de Aries pierda su fuerza y que los individuos se preocupen desde muy jóvenes por la sexualidad, son a menudos voyeurs desde su infancia y más tarde se entregan al onanismo para alcanzar sus deseos. El Sol Negro se encuentra en Libra en la Casa Séptima, por lo que la unión entre hombre y mujer pasará por altibajos sexuales inexplicables, se engañarán mutuamente sufriendo grandes disgustos.
En Casa II: La mujer no dudará, ni sufrirá moralmente en entregarse por interés o dinero, también puede ir muy lejos si no consigue de su amante lo prometido. Concluirá diciendo que el fin justifica los medios. El hombre explotará en su beneficio sus más variados talentos, se convierte en lo que antiguamente se llamaba Gigoló, donde explotará la sexualidad de la mujer si ésta se lo permite. Ese sadismo oscuro en el que se verán envueltos se les volverá en contra. Así encontraremos a un hombre sufrir por celos, al ser engañado por su mujer pero callándose por interés. Afortunadamente el Sol Negro en la Casa Octava y tiende a equilibrar la razón y los sentidos.
En Casa III: El hombre y la mujer en esta posición poseen una buena inteligencia sexual, son capaces de usar cualquier tipo de artimaña para satisfacer sus instintos sexuales, a pesar de no conocer el culto tántrico se encontrarán plenamente satisfechos, elevan el sexo a la altura de una filosofía. La búsqueda del placer puede hacerles vivir una gran pasión pero también pueden vivir momentos peligrosos. Esto es confirmado por el Sol Negro que se encuentra en la Casa Novena.
En Casa IV: Acá depende de la educación que halla recibido si esta enseñanza se orienta a la castidad se harán todo tipo de sacrificios para vencer los instintos sexuales, si han vivido en un ambiente sexualmente libre no sufrirán vergüenza ni pudor. En ambos casos habrá desequilibrio, ya que en el primero se sufrirá la virginidad hasta la inestabilidad mental y en el segundo encontraremos los intercambios de pareja. Antes de formular juicio debemos observar las posiciones de Neptuno y Mercurio. El Sol Negro se encuentra en la Casa Décima y pone en riesgo la sexualidad, con respecto a la sociedad, ya que una mujer podría convertirse en la amante de su jefe o un hombre convertirse en ermitaño después de exaltar su castidad, evitando casarse con la familia y enfermiza hija de su jefe. Es compleja la interpretación de Lilith en esta casa.
En Casa V: Acá el sexo, se toma como un hobby, como una diversión, un entretenimiento. La influencia de Aries en este terreno hará que se convierta en una obsesión, por lo que harán cualquier cosa para divertirse sexualmente, el sexo aquí no se eleva a la intuición, se lo vive en toda sus formas. El Sol Negro se encuentra en la Casa Once, la de los amigos, en el signo de Libra, este provoca un pequeño equilibrio de los instintos, quienes pueden permanecer inalterables, por eso acá encontraremos también relaciones bisexuales.
En Casa VI: Acá Lilith da origen a aquellos que hablan más de lo que hacen, que agrandan talentos que no poseen, cuentas cosas que nunca podrán realizar, son soñadores que por sus intenciones sorprendente son mal vistos en la sociedad. Es la casa de las enfermedades donde Aries domina la cabeza. El Sol Negro, en la Casa Once, no soluciona nada, ya que los que pertenecen a esta casa un día pueden simplemente desear y otro día concretar sus sueños más delirantes. Pero Libra llega para armonizar las cosas, aunque permanece el deseo de realización contra el que tendrá que luchar el individuo.
En Casa VII: Lilith influye en las uniones y tendrá un papel cerebral al encontrarse con Aries. La mujer idealiza a su hombre, considerando que de él recibirá la felicidad en los sentidos, mientras exista el amor habrá felicidad. En el hombre, si se inclina por la dualidad, se encontrará con dos amantes con las que gozará al mismo tiempo. El Sol Negro se encuentra en la Casa Primera en Libra, acá la realización de los instintos serán solamente peligrosos par la armonía, el amor es acá un arte.
En Casa VIII: En está Casa Aries concede imaginación por lo que se concreta una forma sexual sádica. Así tanto hombres como mujeres utilizan palabras o actos para hacer sufrir a su pareja para obtener luego una buena reconciliación sexual. En estos nativos el sadismo puede permanecer durante el mismo acto sexual. El Sol Negro se encuentra en Libra en la Casa Segunda. Los nativos o nativas buscaran personas con las que puedan disfrutar de los instintos más crueles. Mientras que el hombre pagará a una prostituta para solamente pegarle, la mujer buscará, si tiene poder económico, a un hombre pobre para simplemente humillarlo haciéndole sentir su pobreza, si no esta en buena posición económica hará que los hombres le retribuyan materialmente por sus actos sexuales, convirtiéndose, casi sin advertirlo, en una prostituta.
En Casa IX: Acá nos encontramos con nativos que idealizan al amor. Ambos a pesar de tener aventuras y experiencias sexuales, buscarán siempre a la mujer ideal o al príncipe encantado. Aries con su presencia los hace cerebrales, por lo que su vida no será fácil ya que pasarán gran tiempo de su vida en busca de esas personas ideales, y solo podrán hacer realidad sus sueños, si otros planetas aparecen en su Casa. El Sol Negro que esta en Libra en la Casa Tercera le dará cierta inteligencia y armonía. Viven acá sus sueños, recordando los momentos mas hermosos, esto no le da alegría pero si les da tranquilidad con respecto a su comportamiento sexual secreto.
En Casa X: Acá nos encontramos con individuos que mezclan la sexualidad con el interés económico, el hombre es capaz de casarse con una mujer cualquiera siempre que tenga una muy buena posición económica y buscará encantos en ella que nadie podrá ver, en el caso de la mujer se convertirá en la amante de su jefe si no puede casarse con él. Con tal de conseguir la posición deseada se pueden entregar a cualquier hombre y aunque éste no tenga ningún valor moral aún así, ser fieles. El Sol Negro esta en Libra en la Casa Cuarta. Esta posición permitirá que se solucione todo y así los hombres ayudarán a sus padres y las mujeres son capaces de usar toda la fortuna de su marido o amante para ayudar a su madre a conseguir la felicidad. También nos podemos encontrar con hombres o mujeres que se casan con parientes para mantener los bienes en la familia o para asegurar su situación.
En Casa XI: Todos los de esta posición tienen una actitud amistosa, viven de manera liberal y el pluralismo no les asusta. Aunque el amor existe de forma cerebral, son capaces de hacer todo para divertirse, o para divertir a los demás. A pesar que desean separar la sexualidad del amor. El Sol Negro que está en la Casa Quinta puede provocar el desencadenamiento de verdaderos instintos, llevándolos al libertinaje, pero Libra aparece para armonizar. Aunque estos nativos mantienen su dignidad en su vida pública, en lo privado pueden practicar la sexualidad sin la mínima vergüenza.
En casa XII: Aries en esta posición no dará buenos pensamientos. En el caso del Hombre sufrirá por ser incapaz de acercarse a una mujer y se le sumará la falta de tacto. La mujer por su parte, vivirá el sexo como una violación y aunque encuentre placer nunca lo admitirá. Por otro lado si a esta posición se le suma una educación rigurosa, los resultados serán inimaginados. El Sol Negro que se encuentra en la Casa Sexta y en Libra es menos peligroso y rige el vientre. Al final del acto sexual tanto el hombre como la mujer se sentirán deprimidos, cansados, lo que puede constituir una enfermedad real, que resulta más difícil de curar que si fuera psicosomática.

En el signo de Tauro.
En casa I: En esta posición la sexualidad juega un papel muy importante. El peso de Tauro signo de Tierra hacen que estas personas sean sumamente activas. En el hombre esta actitud hace, si está casado, que su matrimonio no dure, salvo que la mujer sea de las mismas características que él, en caso contrario la mujer se volverá frígida; si tiene amantes éstas no le durarán. EL Sol Negro está en Escorpio, en Casa Sexta como este signo rige el sexo van a aparecer en ambos sexos los instintos más bajos. En el caso del hombre puede llegar a violar a una mujer que apenas le sonríe, esto se debe porque la búsqueda de placer se convierte en una necesidad. La mujer se entrega o toma la iniciativa en cuanto encuentra un hombre que la desea. El mayor de los inconvenientes, en ambos sexos, surgirá con sus parejas más aún en el matrimonio, pues estas se sentirán a disgusto en el acto sexual.
En Casa II: Lilith que se encuentra en Tauro, hace que el individuo sea materialista con respecto a lo sexual. Acá no existe el pudor para ninguno de los dos, ya que consideran a sus sexos como algo más que hay que usar. El hombre cada vez que haga el amor lo hará por algo que lo beneficie, aunque sea una buena comida. La mujer se transformará casi en una prostituta, ya que lo hará sin ningún miramiento numerosas veces por día y hasta por poco dinero. La confirmación de estas situaciones esta dada por el Sol Negro que está en la Casa Octava, en Escorpio y ésta determina la fortuna en la unión. Estos individuos, desde la adolescencia tendrán una actitud exhibicionista que será una manera rápida y efectiva de llegar al amor. En esta situación lo instintos sexuales pueden aparecer de modo inconciente y lo puede llevar hasta la muerte, ya sea por enfermedades venéreas o por quedarse en el intento. Esta actitud puede llevar al hombre a la cárcel o a la mujer a recibir cualquier tipo de calificativo denigrante.
En Casa III: La característica fundamenta de estos individuos es la astucia, ya que aunque no sean inteligentes se las arreglarán para conseguir lo que desean. La mujer dará a conocer rápidamente que es fácil de conquistar y pasará inmediatamente a la acción. El hombre tratará por todos los medios de conseguir lo que quiere, presionando a la mujer para que ésta, sin tener salida no lo rechace, luego todo pasará rápidamente y después de algunos minutos no se hablará más del tema, será como si no hubiese pasado nada. Acá se torna peligroso El Sol Negro que se encuentra en la Casa Novena, que representa la sexualidad y en Escorpio, que maneja los órganos sexuales. Esta situación va desde el pervertido, hasta el que se entrega al tantrismo con la sola intención de satisfacer sus deseos. Estos individuos con tal de sentir placer con lo prohibido, son capaces de cometer obscenidades en lugares religiosos, en el caso de la mujer lo hace por diversión como querer mantener relaciones sexuales con sacerdotes católicos para simplemente hacerlos sufrir moralmente por esta situación.
En Casa IV: Acá influye la educación o el ambiente que hayan tenido en la infancia. Si han vivido en el campo, el amor será como beber o comer, será para ellos un comportamiento natural. En la ciudad, la información y las ideas raras, harán funcionar su imaginación y conocerán el placer por el solo placer. Tampoco evolucionarán mentalmente, con el tiempo llegarán a hacer el amor porque simplemente los alivia, no buscan el refinamiento, hacen lo que pueden. Por otro lado El Sol Negro que se encuentra en la Casa Décima, en Escorpio, no les ofrece facilidades. Por lo general se busca a la pareja en el mismo lugar de trabajo, con su mismo ideal sexual, pero aparecen los problemas cuando se encuentran trabajando en una profesión solitaria problemas que se superan si se esta trabajando en una gran empresa, en la que podemos encontrar uniones de jefes con secretarias o con personal de limpieza. Lilith en Tauro es la que provoca este tipo de uniones o matrimonio.
En Casa V: Estos nativos son capaces de abordar a cualquiera que esté a su alcance, se pondrán en acción con toda clase social. En este aspecto se les complicará cuando se encuentre en una clase social alta, a las que les puede molestar su ataque directo. La posición de Lilith en las mujeres provocará que éstas se entreguen fácilmente, sin tener en cuenta ni la belleza ni las cualidades, solo valorarán su vitalidad. La posición del Sol Negro en la Casa Undécima, en Escorpio, hace que no consideren a la amistad sin sexo, ya que la unión para ellos es lo físico. Por eso encontramos divorciados que mejoran su relación después del matrimonio.
En Casa VI: Tienen estos nativos, una buena resistencia física a pesar que esta es la casa de las enfermedades, por eso es necesario revisar la salud en estas cartas ya que se pueden descubrir debilidades. Suelen padecer fatiga prematura de los órganos sexuales. Pueden sentir también atracción por el mismo sexo, llegando así a la homosexualidad, que provocará un desequilibrio físico indicado en la carta por Neptuno. Una de las enfermedades que se pueden manifestar es sífilis en la garganta y es Neptuno el que domina este órgano. Su sexualidad y la posición del Sol Negro en la Casa Duodécima, harán que estos nativos tengan muchas complicaciones. Como no todos comparten sus proposiciones llegarán a enojarse con sus padres, amigos, colegas, etc. Pero peor aún si el Sol Negro en un mal aspecto, estos individuos podrán llegar a violar, a realizar exhibicionismo que provocaran su entrada en la prisión.
En Casa VII: Estos individuos viven el amor en el matrimonio como un verdadero deber conyugal, lo hacen porque realmente lo desean. El hombre dedicará el sábado a la noche a la frivolidad, a realizar con todas sus fuerzas las mejores proezas ya que su ascendente se encuentra en Escorpio y aprovechará el domingo para descansar. La mujer por su parte, de una forma independiente esperará a su compañero, una vez que se ocupe de ella, deseará llegar al final para luego volver a empezar. Ambos, debido a que el Sol Negro se encuentra en Escorpio en Casa Primera, tienen una sexualidad secreta que solo espera despertar. Esto puede despertar después de los 30 años, convirtiendo a la mujer en una ninfómana, fiel mientras logre saciar su apetito, cuando no logre este cometido, no dudará en engañar a su compañero. En el caso del hombre será devorado por los cuarenta porque luego de haberse dedicado a su estudio y a su situación económica, se obsesionará con el sexo.
En Casa VIII: Estos individuos tienen conductas agresivas sin convertirse en sádicos propiamente dicho, disfrutarán pellizcando, mordiendo a su compañero y en cuanto estos se cansen irán en busca de otra pareja con la cual desarrollar sus instintos aunque tenga que pagar por ello. También puede tener un gran atractivo con lo que se refiere a la muerte, como usar sábanas negras, hacer el amor en un ataúd, o hacerlo en un cementerio. La posición del Sol Negro en la Casa Segunda, en Escorpio, podrá arruinar principalmente a los hombres ya que preferirán pagar a las víctimas de sus actitudes o pasarán a ser víctimas ellos mismos. En la mujer a menos que se convierta en su propia víctima esta posición pasará inadvertida.
En Casa IX: Lilith se encuentra en esta casa en Tauro. Acá ambos consideran su sexo como un don divino y no perdonan a aquellos que piensan lo contrario. El hombre estará convencido que es el mejor amante, la mujer por su parte se creerá que es la única capaz de dar placer. Por todas estas actitudes nos encontramos con hombres y mujeres muy celosas, capaces de cansar a su pareja y provocar un verdadero engaño. Las malas ideas provienen de la posición del Sol Negro que se encuentra en la Casa Tercera, en Escorpio y provocará bruscos divorcios, con el posterior odio.
En Casa X: Por la posición de Tauro el comportamiento es demasiado directo por lo que no se puede aprovechar la positividad de Lilith. En esta posición tanto el hombre como la mujer usarán todos los medios para conseguir una posición social, y el uso de su sexualidad será fundamental. Buscarán a un compañero o compañera con mucho dinero para convertirse en ricos. Sabremos con el estudio de conjunto de la carta si se convertirán en nuevos ricos o en vagabundos. El Sol Negro que se encuentra en la Casa Cuarta en Escorpio fundamenta esta posición. Los padres juegan acá un papel muy importante y a la vez oscuro, la madre es capaz de empujar a su hija a cualquier cosa con tal de que consigan el éxito y a sus hijos varones les hará entender que es preferible un matrimonio rico sin amor que vivir un amor en la miseria.
En Casa XI: Estos nativos encontraran muchos adeptos, consideran desde un principio que adoran el sexo por el sexo mismo, buscan siempre amistades para satisfacer sus reales necesidades sexuales. El Sol negro en su Casa Quinta o en Escorpio despierta su naturaleza y nunca se enojan con sus parejas o amantes. Se sienten más felices cuando más locuras realizan, son capaces de realizar cantidad de proezas de baja calidad, en el caso de la mujer son capaces de agotar a muchos hombres e una sola noche.
En Casa XII: La posición de Lilith en esta Casa Duodécima no es buena, cuando se encuentra en Tauro, ya que la sexualidad pesa mucho en el destino de estos nativos. Estos adoptan una forma tan directa que provocan la ruptura de sus parejas, por esta actitud sin vueltas provocan el rechazo de personas refinadas, y sufren por no ser comprendidos por las personas que los rodean. Querrán cambiar las cosas pero finalmente volverán sin querer a utilizar las formas directas. Porque El Sol Negro se encuentra en Escorpio en la Casa Sexta se debe tener cuidado con las enfermedades de transmisión sexual. A pesar que Lilith se encuentra en cuadratura o en oposición con un planeta malo, estos nativos sufrirán largas enfermedades, así como también si en su carta se encuentra una amputación lo más probable es que sea de los órganos sexuales.

En el signo de Géminis:
En Casa I: Los hombres se caracterizan por su facilidad de palabras que les permite numerosa conquistas a las cuales no le dará gran importancia. Se convierten en un verdadero Don Juan. Suelen prometer más de lo que cumplen y son infieles porque no pueden controlarse ante la llamada del sexo. El las mujeres suelen ser provocativas y encantadoras lo que no significa que puedan ser llevadas con facilidad a la cama, son capaces de aceptar por un tiempo a alguien que las haga reír. En el matrimonio se pueden tranquilizar y ser fieles, pero se las tendrá que tener cerca. El Sol Negro que se encuentra en la Casa Séptima, en Sagitario es positivo para los que viven en el campo, ya que las mujeres pueden convertirse en las más fieles de las mujeres después del matrimonio, y los hombres después de haber sido el galán en el pueblo se encontraran muy unidos a sus hijos. En la ciudad estos nativos se encuentran expuestos a mayores tentaciones por lo cual desaparecen los rasgos positivos.
En Casa II: Lilith les regala a estos nativos un encanto natural. Suelen engañar sin darse cuenta. Todo el mundo está dispuesto a ayudarlos aunque no lo necesiten, pero corren el riesgo de caer en su espíritu engañador. Las mujeres pueden cometer errores o arruinarse sin querer, y poseen además una atracción particular. El Sol Negro que se encuentra en la Casa Octava en Sagitario, muestra la debilidad de estos nativos. Tanto hombres como mujeres corren el riesgo de enamorarse y no ser correspondidos. La mujer puede ser conquistada simplemente con una flor, los hombres caen ante el encanto femenino quedándose solamente en su apariencia externa. El Sol Negro en su mal aspecto puede llevarlos al suicidio ante un amor desgraciado.
En Casa III: Estos nativos son peligrosos, superficiales en el amor, pero sexualmente son muy inteligentes, ya que saben conquistar a quien desean, lo problemático puede ser caer en sus manos. En el caso de la mujer debe pasar por muchos hombres para sentirse bien haciendo valer su encanto y en el caso del hombre adopta esta conducta solamente para acumular conquistas. Ambos sexos son inaccesibles. El Sol Negro se encuentra en la Casa Novena de Sagitario, esta posición favorece a los nativos sobre todo si estos viajan por el exterior, que es cuando mas peligrosos son. Sin embargo los que no viajan, en sus tierras no pasan inadvertidos.
En Casa IV: Estos nativos se vuelven engreídos como consecuencia de la educación de sus padres quienes les han hecho creer que son los más hermosos del mundo por lo que no deberán casarse con cualquiera, lo que se torna peligroso, ya que lo más probable es que los hombres terminen solteros cuidando a sus madres, antes de casarse con alguien que no corresponda a sus inquietudes. En el caso de las mujeres esperarán toda su vida el ser ideal aún cuando tengan avanzada edad. El Sol Negro que se encuentra en la Casa Décima de Sagitario nos demuestra que estas personas igual durante su vida habrán pasado por numerosas aventuras amorosas. Acá surgen los amoríos domésticos donde el dueño de la casa suele salir con su empleada doméstica creyéndose con todo en derecho de hacerlo. En busca de sensaciones nuevas sensaciones y de experimentar sus más bajos instintos un muchacho no dudará en salir con la más fea o una muchacha lo hará con un vagabundo con tal de experimentar nuevas sensaciones.
En Casa V: Para los nativos el sexo es algo divertido, es un juego. Géminis ejerce aquí sus influencias con mucha fuerza. No se ve en ellos una continuidad en los sentimientos y no encontraremos mujeres desengañadas. El Sol Negro esta protegido por Júpiter en la Casa Undécima en Sagitario. Son capaces de tener amigos en todos los ambientes sociales, pero en cuanto encuentran un poco de amabilidad se creen con derecho de todo, es así como las mujeres pueden ser amantes del mejor amigo de su esposo y los hombres no paran de comparar a su mujer con sus cuñadas. Todas estas situaciones los conducirán al divorcio, su conducta son producto de su naturaleza, no es su culpa y aunque se los quiera ayudar a mejorar, sus sentimientos no podrán hacer nada y volverán a empezar.
En Casa VI: Si estos nativos no tienen responsabilidades, son capaces si tienen ocasión de dejarlo todo por irse a la cama con cualquiera, esta posición se torna enfermiza, hace que tanto hombres como mujeres se sientan obsesivos, sean superficiales y hasta tengan tendencia de homosexuales. Sus necesidades son las de ser admirados y acumular conquistas. A pesar de la influencia de Júpiter en Sol Negro en la Casa Duodécima en Sagitario apenas los protege. Debido a su comportamiento hombres y mujeres corren el riesgo de separarse, pero las buenas características de la Casa Décima y la Casa Duodécima hacen que estos riesgos disminuyan notablemente.
En Casa VII: Esta posición corresponde a todos aquellos que aman sinceramente aunque tanto el hombre como la mujer separan las cosas del corazón del acto sexual, y terminan siendo infieles en el matrimonio. No pueden evitar ser atraídos por el sexo opuesto, no lo hacen con maldad, simplemente ya son así. Realizan todo tipo de promesas pero no pueden evitar la tentación del sexo. Lo peor que les puede ocurrir con el Sol Negro en la Casa Primera, en Sagitario es llegar al divorcio. Así luego de divorciarse raramente se vuelven a casar porque empiezan a entregarse a la libertad sexual y a disfrutar nuevamente su vida de soltero.
En Casa VIII: Estos nativos no encuentran el amor porque por lo general se casan para adquirir una buena posición social y financiera. Luego de ese matrimonio sin amor su única preocupación es mantener su independencia. Aparecen ante los demás como sádicos, ya que son capaces de convertirse en cínicos comparando a sus amantes o a sus queridas con sus propios esposos o esposas, pero son sinceros y mantienen su equilibrio moral. La posición del Sol Negro en Sagitario en la Casa Tercera origina un cambio rotundo, si se encuentra mal posicionado, deberán pagar el precio del divorcio, luego de sorprenderse se lamentarán pero será demasiado tarde para arrepentimientos.
En Casa IX: Acá debido a la influencia de Géminis cada individuo busca una mujer o un hombre determinado, por lo que más de una vez tendrán que viajar muy lejos. Suelen irse lejos buscando costumbres más libres aunque lleguen a otro continente aún así son capaces de establecerse en ese lugar. Pero luego lo lamentarán; cuando pasado el tiempo hayan perdido el encanto o disminuido sus capacidades. Entran así a un círculo de depresiones. Porque la Casa Novena está ligada a la espiritualidad, nos encontramos con nativos que se acercan a cualquier culto con el fin de hacerse perdonar los pecados o errores pasados. El Sol Negro, en Sagitario, en la Casa Tercera otorga buena suerte en los viajes cortos, pero no sin peligrar su tranquilidad salvo que elija para establecerse un lugar en la montaña, en un pueblo chico, con el solo deseo de envejecer en paz y no de buscar nuevas sensaciones.
En Casa X: En esta posición podemos encontrar hombres y mujeres que se casen varias veces pero siempre con la finalidad de aumentar su nivel social esto se debe a que esta casa es buena par obtener una mejor posición social. No son ellos los que buscan esa situación, son las circunstancias de la vida las que los ponen en esta posición o la influencia de los astros. Todo depende de la carta. El Sol Negro, en Sagitario en las Casa Cuarta, origina decepciones. Con lo que respecta a la vida matrimonial no conocen el amor. Los hombres se encontrarán con mujeres frías en su trato, las mujeres con hombres que solo piensan en el trabajo. Ganan en lo que se refiere al terreno social. Por haber sido empujados por sus propias familias a este tipo de matrimonio para obtener más tranquilidad, no recibirán reproches cuando comiences las infidelidades.
En Casa XI: Géminis con su influencia hace que estos nativos tengan muchos amigos y Lilith hace que estos se conviertan en algo más. Por eso tanto hombres como mujeres que son superficiales, tiene la agenda completa de direcciones con gente de todo tipo, en esta encuentran numerosos estímulos para sus sentidos. Esta libertad sexual es beneficiosa siempre que sepan aprovecharla. La presencia del Sol Negro, en Sagitario en la Casa Quinta, hace que la vida de estos nativos se convierta en una lotería, en un juego, en el que se pierde o se gana. Las relaciones en esta posición no son concretas. Una mujer puede ser amante de su jefe y caer en su propia trampa para después perderlo todo, un hombre puede también perder cuando quiera jugar a ser un Señor con una mujer rica.
En Casa XII: En esta casa la influencia de Géminis pesa mucho en el carácter de los nativos y los hace muy manejables. Un hombre puede dedicarse plenamente a las mujeres y luego caerá en la decadencia, en el caso de la mujer seguirá las inclinaciones de su compañero, mientras sean buenas, no habrá problemas, los habrá si pasa lo contrario, el sexo para ellos es un instante fugaz de placer, no tienen satisfacción real. A medida que pasa el tiempo serán individuas amargados, si el Sol Negro que está en Sagitario, en la Casa Sexta esta mal posicionado empeorará las cosas. En esta posición no hay nada positivo, ni tampoco en el terreno sexual. Para emitir un juicio hay que estudiar muy bien la carta, puede ocurrir que un hombre llegue al suicidio, no por mal de amores sino por haber perdido hasta su honor. En el caso de la mujer podemos encontrar a una que perdidamente enamorada de su hombre es capaz de llegar a la prostitución hasta que un día se de cuenta.

En el signo de Cáncer:
En Casa I: En esta casa nos encontramos con fantasías amorosas y Lilith no puede hacer nada. En esta posición el hombre considerará que toda mujer que se le entrega, ya le pertenece, por lo cual se convierte en una persona muy celosa. Que sufrirá durante toda su vida. En algunos casos las reiteradas decepciones lo pueden llevar a la muerte. La mujer por su parte considera que cuando entrega su cuerpo, el hombre debe demostrarle agradecimiento eterno ya que ese acto lo considera como el ofrecimiento mayor que le puede hacer a un hombre. Estos nativos tienen como característica ser muy pudorosos, pero cuando se entregan lo hacen plenamente, se convierten así, en amantes fervientes pero suelen ser demasiado envolventes. Por la posición del Sol Negro en Capricornio, en la Casa Séptima suelen sentirse muy solos en el matrimonio y ser los últimos en enterarse. Si la posición de los astros lo indican y la Casa está mal aspectada con Urano o Saturno esto puede ser grave para ellos y puede llevarlos al suicidio.
En Casa II: En esta posición Lilith inconcientemente puede dar dinero. Así ocurrirá que una mujer puede realizar una boda con un hombre muy rico y a pesar que las demás la consideren por conveniencia, no es así. Lo mismo ocurre con el hombre a pesar que todos lo señalen como el que aprovecha la oportunidad tampoco es así. Ninguno de los dos sacará provecho de los sentimientos ni tampoco de lo sexual, su única motivación es amar, aunque con el tiempo puedan arrepentirse. El Sol Negro en la Casa Octava, en Capricornio que es un signo de duración, actuará más sobre las finanzas que sobre la muerte, a pesar que estos nativos luego de una viudez muy temprana pueden mejorar sus finanzas. Después la muerte de su compañero, estos nativos guardarán un recuerdo permanente y si bien no se aprovecharán de la herencia, serán capaces de gastar mucho dinero en el funeral y en la tumba. Por otro lado si su pareja cayera en la ruina ellos soportarán la miseria a su lado.
En Casa III: A estos nativos a los que Lilith les otorga noviazgos largos, matrimonio o uniones tardías y muy meditadas, tienen una gran inteligencia del sexo, para ellos el matrimonio es muy importante, tal es así que no desean tomar una decisión a la ligera. Esta postura no significa que logren ser felices, pero consideran que el deber ocupa el primer lugar y no serían capaces de soportar una infidelidad. Si esto ocurriera su vida les cambiaría notablemente, a tal punto que puede apagarse la sexualidad, en el caso de una mujer luego de haber sido una gran apasionada pasará a ser una mujer frígida. El Sol Negro, en la Casa Novena, en Capricornio, determina que llegarán muy lejos si rehacen su vida. Tal vez no se lleguen a casar, pero el cambio de mentalidad les hará disfrutar de aventuras amorosas, aunque un día se sentirán culpables hasta sumirse en una profunda soledad que los llevará a alejarse de su propia familia.
En Casa IV: Estos nativos instintivamente idealizan y respetan en forma obsesiva su sexualidad, esto no tiene nada que ver con la educación que hayan recibido. Para evitar que se digan cosas de ellos sufren notablemente al refrenar sus impulsos al tal punto que, en el caso del hombre se sentirá un desequilibrado y querrá acostarse con su hija, en el caso de la mujer le rendirá culto a su virginidad con tal de sentirse diferente a los demás. Suelen encontrar un calmante en el onanismo o siendo voyeurs bajo la condición que no se sepa. Se agotan de los nervios al ver a los demás hacer las cosas que a ellos de fondo les gustaría hacer, pero que no se atreven. Pueden transformarse de forma inesperada por acción del Sol Negro, en la Casa Décima, en Capricornio. Ahora pueden jactarse de su virginidad y de su pureza llegando a convertirse en exhibicionista, mostrando su condición sin entregarse. En el caso de la mujer puede llegar a decirle al hombre que la corteja que es virgen inmediatamente después conocerlo, en el caso del hombre puede llegar a ser ofensivo diciéndole a su mujer o pareja que solo piensa en sexo.
En Casa V: Estos nativos se caracterizan por ser solitarios, piensan que solos es la mejor manera de estar. Suelen soñar pero se sienten mejor con ellos mismos. Se entregan al onanismo aún estando casados, porque consideran que la pareja no les aporta nada y que la unión carnal es solamente para tener hijos. Suelen permanecer solos y sin sufrir, ya que saben encontrar el placer. Pueden obsesionarse con la masturbación en público cuando el Sol Negro, en la Casa Undécima, en Capricornio los influye negativamente. A partir de acá comienzan a practicar la masturbación delante de la esposa o el marido, para luego continuar con mas frecuencia delante de la gente. También suelen existir casos en que se realice enfrente de los niños. La mujer para satisfacer sus sentidos suelen dedicarse al Strip-tease. Porque allí desarrollan el exhibicionismo y el onanismo, mientras que los que observan creen ver simplemente teatro.
En Casa VI: Mal dirigidos por el cerebro estos nativos presentan una sexualidad enfermiza. Estos individuos suelen prometer más de lo que dan, en el caso de la mujer suele actuar en forma provocativa, a pesar suyo, y en el último momento dan un paso atrás, parecido ocurre con los hombres, son aduladores pero al final se disculpan, tal vez por miedo de caer en el ridículo. Ambos llegan a sentirse bloqueados. Debido a que después de varias experiencias continúan siendo así, necesitan en algún momento un psicoanalista para llegar a una sexualidad más franca. Obtendrán una pequeña relajación con ayuda del Sol Negro que se encuentra en la Casa Doce, en Capricornio, pero igual seguirán yendo de acá par allá sin encontrar el verdadero amor. No pueden mantener relaciones estables ya que siguen prefiriendo los juegos sexuales antes que la unión carnal también llegan a inclinarse por la homosexualidad, terminando deprimidos y cansados de todo.
En Casa VII: En esta posición Lilith marca una terquedad absoluta por la fidelidad. Ambos piensan que su pareja es la más maravillosa del mundo aunque no sea así y esto dura por un tiempo o para toda la vida. Con la posición del Sol Negro en Casa Primera, en Capricornio, se pueden convertir en individuos muy celosos, llevándolos a los extremos de que la mujer busque constantemente en la ropa de su marido pruebas de infidelidad y que el hombre llegue a encerrar a su mujer cuando está afuera y obligarla a vestirse mal para que no sean provocativas. Todas estas situaciones provocaran que terminen lamentándose ya que la ruptura tarde o temprano es inevitable.
En Casa VIII: Encontramos en esta casa los dramas pasionales, que no necesariamente conducen a la muerte física, pero si a la muerte de la sexualidad. Acá los nativos son soñadores y quieren tener una luna de miel eterna y cuando no lo consiguen llega la decepción. Desean plenamente mantener ardiente e amor y para esto son capaces de cualquier sacrificio por la persona a la que aman. Pueden llegar hasta arruinarse económicamente para conseguir esta meta. En el caso de la mujer aparecen las que se tatúan el nombre de su pareja para demostrarle su amor. Con el Sol Negro, en Capricornio, en la Casa Segunda, aparecen todos los sacrificios validos. Un mal Marte en conjunción o en oposición con Lilith pueden tener una tendencia a la autodestrucción llegando al suicidio, pero nada harán en contra de su ser amado.
En Casa IX: Estos individuos tienen tendencia a realizar un culto exagerado del sexo opuesto, a tal punto que buscan alguna religión que les permita desarrollarse sin ningún tipo de tabú sexual. Son capaces de realizar cualquier sacrificio con el único fin de mostrar a su amor, como en el caso del hombre de dormir en la puerta de su amada o de la mujer soportar todo tipo de agravios. Esta actitud los hará alejarse de todo vínculo con sus padres, trabajo o amigos pues lo olvidaran todo. Aquí el Sol Negro, en Capricornio, en la Casa Tercera actúa por una vez de manera beneficiosa, permitiendo usar su inteligencia. Encuentran el error en su comportamiento y buscan compartir con otros, para poder salir de esa vida marginal y conciliarse con sus instintos.
En Casa X: En esta posición de Lilith en Cáncer los nativos pueden armonizar la sexualidad soñadora con la realidad, buscando alternativas, como ser editor de revistas pornográficas o de ser fotógrafo de arte o simplemente poniendo un comercio de ropa interior masculina y superficialidades femeninas, logrando triunfar en este tipo de emprendimientos. Si no pueden lograr esto, las mujeres pueden ser masajistas de hombres y los hombres pueden ser directores de alguna revista de desnudo, pero siempre encontraran una solución. No son ayudados por el Sol Negro, que s encuentra en Capricornio, en la Casa Cuarta. A menudo se enojan con la familia ya que la profesión que realizan no les resulta digna, salvo que la puedan ocultar.
En Casa XI: Estos nativos no pueden ver la realidad y son capaces de todo por amor y también por amistad. Podrán dedicar sus noches para dar placer a su marido o a sus amigos. No conocen lo celos, son sinceros y les basta con amar. Un hombre es capaz de entregar a su mujer a u amigo de la infancia, considerando a esta situación como normal y a su vez la justifica considerando que él está de acuerdo y a ella le gusta. El Sol Negro, en la Casa Quinta, en Capricornio, no les da ninguna solución. Como ambos participan y en algún sentido están de acuerdo, no se lamentan, a pesar que la mujer no encuentra placer en entregarse a cualquiera.
En Casa XII: Estos nativos cometen muchos errores, al poner toda su ilusión en la sexualidad. No es esta una posición ideal. Se enamoran de las personas equivocadas, de casado de familiares, o de personas inaccesibles, como estrellas de cine, o hasta personajes históricos ya muertos. Los sueños pasan a ser pesadilla, cuando ya establecen en su interior que el amor no les llegará nunca, comienzan una vida llena de excesos, o se entregan al desenfreno sexual, sin importarles el sexo o se sumirán en una soledad profunda. Aparecen más problemas con el Sol Negro en la Casa Sexta, en Capricornio, como los de salud, principalmente de los huesos. Durante la internación por una quebradura, por ejemplo pueden encontrar el amor, que desaparecerá una vez reestablecidos

En el signo de Leo:
En Casa I: Estos individuos se enamorados de sí mismos. Tanto hombres como mujeres buscan la belleza exterior, sin importarles ni la inteligencia ni los valores morales de esas personas que eligen. Todo queda en lo superficial por lo que cometerán numerosos errores. En esta posición encontramos a la mujer que engaña a su marido, lo ridiculizan, mientras que el héroe elegido se aprovecha de la situación. En un futuro cercano o lejano, Lilith provocará grandes decepciones. El Sol Negro, en la Casa Séptima, en Acuario se opone al matrimonio, hombres y mujeres se sienten lastimados por su esposa o esposo, sin darse cuenta que es su culpa. Acuario provoca reacciones imprevistas. Quieren tapar las apariencias, por lo cual encontraremos a un hombre engañado por su mujer pregonando la fidelidad, pensando que nadie sabe lo que esta pensando.
En Casa II: Estos nativos tratan de aparentar más de lo que tienen, cuando no tienen una buena situación económica regalan cualquier cosa afirmando que son regalos magníficos, si la tienen, se creerán grandes señores y ocultaran el valor de sus regalos para falsear el valor real. Sexualmente actúan de igual modo, buscan la mejor manera de darse importancia. Ocurren cantidad de imprevistos ocasionaos por el Sol Negro que se encuentra en la Casa Octava, en Acuario. Pueden llegar a arruinarse económicamente o a tener trastornos de salud o querer llegar al suicidio.
En Casa III: El peligro para estos nativos y para los demás es por culpa de su inteligencia y de su orgullo. Ambos usarán todo tipo de adornos para impresionar a sus elegidos. El hombre es capaz de usar todas sus tretas y la mujer hará todo lo posible para mostrar su sacrificio en pos del amor. Consideran que el deber del conyugal es un calvario e ir a la cama lo manifiestan como un sacrificio, pero en su interior les gusta y solo pretenden engañar. Esto les provoca mucha tristeza y no los lleva a nada. El Sol Negro, en Acuario, en la Casa Novena les ocasionará numerosos problemas, ya que no podrán mantener por mucho tiempo la mentira. Vemos acá a una secretaria que se hace pasar por la señora de un ministro sin ningún esfuerzo. Pronto caerán en la realidad cuando los demás se den cuenta de su estafa.
En Casa IV: A estos individuos se les ha inculcado que el matrimonio los elevaría en su posición social y les cuesta mucho encontrar a la persona que pueda cumplir con ese deseo. La influencia de Tauro en la Casa Primera hace que experimentes grandes deseos. Como no consiguen llegar al matrimonio comienza un camino hacia el desenfreno sexual, al libertinaje, ya que van pasado por numerosas aventuras. Se convierten en ambiciosos por efecto del Sol Negro en la Casa Décima en Acuario. Si no logran casarse se inclinarán por la homosexualidad. El hombre encontrará un señor que los inicie y si es mujer será para evitar embarazarse, en ambos casos alcanzarán la posición social buscada. Pasado los años este deseo se les vuelve en contra y llegan en el fin de sus vidas a mantener a otra persona.
En Casa V: Aparece acá en estos nativos la necesidad de querer casarse a toda costa con cualquier persona que este en una buena posición económica. Encontramos entonces a la mujer que se deja embarazar por el hijo de su patrona para ser la heredera, o al hombre que enamora a la hija de su jefe para ocupar ese puesto en un futuro. Más tarde cuando consigan su cometido, se entregan de lleno al libertinaje, es así como la mujer, convertida en señora empieza a seducir a todos los amigos de su nueva familia y acepta todo tipo de regalos haciéndole creer a los demás que las ha ganado por un golpe de suerte. Por su parte el hombre ya convertido en jefe mantendrá aventuras con su secretaria y con las amigas. Todo puede cambiar de dirección peligrosamente con la intervención del Sol Negro, en Acuario, en la Casa Undécima. Tanto hombre como mujer tratarán de salvar el matrimonio, luego de querer salvar las apariencias y cuando esto llegue, antes de aceptarlo, sus exigencias serán muy grandes. Después de superar esta situación empezará de nuevo.
En Casa VI: A estos nativos los caracteriza la vanidad sexual que los conducirá más allá de sus posibilidades y perjudican su propia salud. Por parte de los hombres serán capaces de tener en un día a dos o tres amantes. Por su parte las mujeres se lanzan a los vicios y aunque sufran no lo reconocerán. Ambos terminarán por extrañarse, hombres y mujeres harán cualquier cosa para parecerse jóvenes, pero envejecen pronto y se sienten menospreciados en poco tiempo. El Sol Negro, en Acuario, en Casa Duodécima actuará de manera muy negativa, llevando la desgracia a estos nativos a tal punto que no podrán realizar el acto sexual. También aparecen enfermedades terminales y de transmisión sexual, que provocan la ablación de los órganos sexuales tanto en hombres como mujeres.
En Casa VII: Estos nativos se sentirán bien cuando otras personas cortejen a sus parejas porque le demostrará que eligieron bien. Así es que tanto el hombre como la mujer son tolerantes ante cualquier situación de aventuras, pero un día la pareja se entusiasmará con su última conquista y abandonará su hogar. Luego se siente triste y decepcionado sin entender jamás que ellas mismos provocaron esa situación haciendo pensar que no amaban. El Sol Negro, en Acuario, en la Casa Undécima nos confirma que nuevamente ante la primera ocasión se mostraran tolerantes y generosos. Lo único positivo que les quedará es que no sufren demasiado y en su vejez recuerdan que en la época pasada fueron muy felices.
En Casa VIII: En esta situación, la de los dramas pasionales es donde Lilith resulta peligrosa; ya que las cosas nunca terminan bien. Estos nativos no tiene claridad mental caen fácilmente en distintas trampas de amor. Siendo solteros nos encontramos con noviazgos rotos sin ninguna razón aparente, una infidelidad, un embarazo no deseado, situaciones desgraciadas con la cual estos nativos sufren amargamente. Durante el matrimonio la situación no varia, nos encontramos con hombres o mujeres que regresan a su hogar y no encuentran a su pareja, o encuentra su casa desvalijada o su cuenta de banco vacía. Pasados los años, podrán reconstruir sus vidas pero siempre llevaran presente ese doloroso suceso, y aunque vuelvan al mismo lugar no caerán por tercera vez. Con la mala dirección de Lilith estos nativos pueden llegar al suicidio o a la muerte por tristeza. Además el Sol Negro, en Acuario, en Casa Segunda los termina por arruinar, por eso encontramos a hombres y mujeres que luego de haber tenido una posición acomodada, se encuentran vagando sin rumbo.
En Casa IX: Acá la sexualidad es un orgullo. Tanto el hombree como la mujer quieren ser los primeros, siempre quieren cosas nuevas, hacen de la sexualidad un culto, una religión. En el sexo son capaces de todo, tienen la fuerza de Leo, homosexuales, heterosexuales, pluralistas son capaces de todo, no hay nada que los detenga. Se convierten en excelentes amantes. El Sol Negro, en Acuario, en la Casa Tercera les dará la oportunidad de conocer a un experto en la materia. Tienen la mezcla justa de inteligencia y sexo, siempre seguirán sorprendiendo, esta característica es beneficiosa para esta posición.
En Casa X: Estos nativos sacaran provecho del sexo, aunque no sean capaces de comercializar con él. Parecen superficiales y el matrimonio es pilar fundamental para su éxito. Buscan determinadas cualidades en las personas que eligen. El hombre querrá encontrar a la mujer que sea inteligente, buena madre, fiel, excelente amante y trabajadora, la mujer buscará a un deportista apuesto, pero además, necesitan que éste les asegure el bienestar y la seguridad económica. Como encontrar a esa persona es difícil empezarán a ir de aventura en aventura hasta que se establezcan, eso ocurre después de los treinta años, recién ahí dejan de soñar, porque se sienten seguros. Aparece el Sol Negro, en Acuario, en la Casa Cuarta, y con él, un pariente cercano que le pedirá ayuda económica y provocará su ruina progresivamente. Estos no admitirán que lo están perdiendo todo, aun así continúan aparentando que pueden seguir. Salvo que se nieguen a ayudar a su familia, llegarán al divorcio.
En Casa XI: Lo que más le gusta a estos nativos son las reuniones sexuales, donde los amigos tienen mucha importancia. Es conveniente ir a sus casas, ya que estos querrán ser siempre el rey o la reina de la reunión. Consideran al amor como una diversión, si se aceptan sus condiciones las parejas serán duraderas. Si se les hace reproches lo toman a mal y si es celoso, es mejor no unirse con estos nativos. Encontramos acá al Sol Negro, en Acuario, en la Casa Quinta. Consideran antiguos o que no entienden nada de la vida moderna a sus cónyuges que no son capaces de comprender. Estos individuos no cambian nunca, no piensan nunca y se sienten por encima de los demás.
En Casa XII: Aparecen acá los desequilibrios sexuales, es una posición peligrosa. Se alegran humillando a los demás, se vuelven verdaderos sádicos moral y físicamente. A menos que se encuentren con masoquistas estos nativos son pocas veces felices. Les gusta morder, arañar pegar, en busca de un placer egoísta, por eso corren el riego que sus parejas los abandonen. Como quieren dominar el acto sexual utilizan la fuerza. Por la posición del Sol Negro, en Acuario, en la Casa Sexta, se producen todo tipo de desviaciones sexuales. Si en Lilith y en el Sol Negro aparecen malas direcciones comenzarán a verse las violaciones, ya que no podrán dominar los bajos instintos. La mujer consigue desarrollar esos bajos instintos por medio de amenazas, sobornos o aprovechándose de adolescentes. Para ambos sexos lo peor que les puede ocurrir es ir a la cárcel o a algún asilo.

En el Signo de Virgo:
En Casa I: En esta posición Lilith hace que el amor sea muy interesado. Los nativos no son capaces de entregarse al amor si no obtienen un beneficio. No se trata de prostitución, ya que no necesariamente buscan algo económico. Por su positividad pueden tener mil razones en su espíritu. Para la mujer es necesario que su pareja sea el representante de su ideal, de un saber. El hombre busca que su pareja no sea una carga, una preocupación. Estos nativos se sentirán verdaderamente enamorados si su vida transcurre dentro de una seguridad. La posición del Sol Negro, en Piscis, en la Casa Séptima a menudo los lleva a grandes desilusiones. Estos individuos nunca consiguen en su totalidad lo que desean, pero siguen buscando con la ilusión de poder llegar.
En Casa II: Estos nativos basan sus impulsos sexuales en lo económico. Están en el límite de prostitución. En esta posición encontramos mujeres que se casan con alguien de buena posición económica sin estar enamorada, el hombre busca una señora mayor que los mantenga. No conocen los celos, salvo por su economía, celos que dejarán de lado si es necesario para beneficiarse. El Sol Negro, en Piscis, en la Casa Octava, agrava su mentalidad. Acá la Casa Octava toma su verdadero valor sobre todo con lo que respecta a la herencia o fortuna de la familia. No manifiestan su alegría por un testamento a su favor, pero la misma, ira por dentro.
En Casa III: Acá se destaca la inteligencia de estos nativos. Suelen aprovechar su belleza y su juventud para encontrar la solución de su vida. Una mujer solo acepta a alguien que le asegure su futuro, el hombre a una mujer activa, para no tener que hacerse cargo. Lilith influye en el matrimonio precoz, bien pensado, pero generalmente antes de los treinta años. Buscan siempre la estabilidad económica. Con respecto al sexo, pueden ser buenos amantes, fieles y sinceros, si se sienten libres de preocupaciones. Las cosas son transformadas por acción del Sol Negro, en Piscis, en la Casa Novena ya que no dudaran en irse con cualquier persona que les pueda asegurar el futuro. El Ascendente en Cáncer los pondrá en una terrible trampa, y terminarán arrepintiéndose de lo hecho, terminando en una catástrofe.
En Casa IV: Estos nativos se caracterizan por su sensualidad. Durante toda su vida se les ha enseñado que deben desconfiar del sexo opuesto. Vivirán numerosas aventuras, sin demostrar como son, y en la mayoría de los casos llegan a un matrimonio forzado, elegido por sus propios padres. No encuentran en ese matrimonio la felicidad por lo que irán de adulterio en adulterio, para probar que son libres. El ambiente social juega un papel negativo por acción del Sol Negro, en la Casa Dos, en Piscis. Buscarán un querido o una amante (su secretaria; los amigos de su marido; miembros del personal) que les permita disfrutar sexualmente, y asegurarles un futuro. Como esto puede ocasionar el divorcio, debemos considerar la Casa Séptima de la Carta Natal.
En Casa V. Los nativos son sensuales y directos, no les importa el dinero. Para hacer el amor no se necesitan pagar, es sexo por sexo, ni un mínimo regalo o atención. En ambos sexos es muy difícil mantener una relación estable. Para poder satisfacer sus necesidades sexuales deberán prestar atención a los costos de esta situación. El Sol Negro en la Casa Undécima, en Piscis hace que aparezcan numerosos amigos y relaciones sin futuros. Luego los amigos desaparecen fácilmente.
En Casa VI: Lilith da origen a nativos que se quejan por no conseguir, sobretodo en el terreno sexual, todo lo que desean, son seres muy ansiosos. Son fogosos en el amor, pero siempre critican algo, por lo que con el tiempo se convierten en seres amargados y neuróticos, ya que estos deseos de conseguir todo actúan directamente sobre el plano moral. La mujer es la que se encuentra más insatisfecha, corriendo el riesgo de convertirse en frígida. Ninguno de los dos sexos sabe lo que en realidad quieren, no conocen la reciprocidad y no realizan el menor esfuerzo. El Sol Negro, en la Casa Duodécima, en Piscis, les ocasiona numerosos sinsabores. Suelen estar obsesionados por sus principios. Por esta posición cambian de pareja sin ningún tipo de problemas, se comportan mal como buscando el drama.
En Casa VII: Estos nativos viven enamorados. La mujer es capaz de abandonarlo todo por algo más beneficioso. El hombre no duda en buscar fuera del matrimonio la satisfacción de los sentidos o un beneficio social. Éstos no quieren atarse a nadie y son egoístas. El Sol Negro está en la Casa Primera, en Piscis y también su Ascendente está en este signo, por esto vivirán alejados de todos y como tienen reacciones imprevisibles nadie los comprende. El divorcio es muy común.
En Casa VIII: Estos nativos tienen marcada por Lilith la fatalidad del destino. Tanto hombre como mujer sufrirán por perder al ser con el que sentían mayor placer sexual. Suelen perder a sus novios o maridos, la viudez es frecuente, pero una herencia, un don, pueden disminuir el dolor del duelo. Esta fatalidad esta confirmada por el Sol Negro, que se encuentra en Piscis, en la Casa Segunda. Les gusta las sábanas negras, tienen ideas macabras y ven a la muerte como su cómplice, estas tendencias hacen que sus inclinaciones sexuales se resientan, como a menudo tienen su Ascendente en Acuario, no llegan a la necrofilia.
En Casa IX: Estos nativos no se confían fácilmente, porque son racionales, reflexionan mucho, lo que no les impide amar y estar bien sexualmente. No han tenido muchas aventuras ya que les gusta permanecer con la persona que satisface sus sentidos. Sufren a veces complejos de inferioridad. Suelen buscar su fortuna lejos de su lugar natal. Contraen matrimonio sin discriminar raza o color de piel. Su destino se enturbia por acción del Sol Negro, en la Casa Tercera, en Piscis. Un día desaparecen abandonándolo todo, para rehacer su vida en otro lugar, luego de haber realizado un cálculo inteligente de todas sus oportunidades. Pero luego sufrirá añorando su pasado, o a la persona que abandonaron, lo que les ocasiona profundas tristezas.
En Casa X: Estos nativos tienen un comportamiento sexual bien definido y un interés bien marcado. Las mujeres se presentan muy interesadas a tal punto de llegar a la prostitución, lo que por otra parte les reditúa económicamente a tal punto de llegar a ser propietaria de una casa de citas. Los hombres por su parte llevan a jóvenes mujeres a prostituirse, para regentearlas sin ningún remordimiento, también tendrán éxitos en esta tarea. Sus instintos serán refrenados por el Sol Negro en la Casa Cuarta, en Piscis, según la educación que hayan tenido. Pero estas tendencias reaparecerán, ya que las configuraciones astrales los dirigen por interés a utilizar su sexualidad. Según el objeto deseado pueden convertirse en bisexuales.
En Casa XI: Estos nativos se unen a grupos de libertinos, en comunidades cerradas donde el sexo es el centro de todo. Su interés es evolucionar en ambientes superiores a ellos. Como muchos tienen un Ascendente en Escorpio, tienen una sexualidad bastante desbordada. Para hacerse notar recurre a todas las acciones posibles, generalmente por gusto. Este juego se torna peligroso por acción del Sol Negro en la Casa Quinta, en Piscis, porque cuando llegan a lograr lo que quieren, se pueden entregar al chantaje. Si tienen un Ascendente en Libra o en Sagitario esta predisposición desaparece. En este caso tendrán menos talentos pero, aprovecharán todas las oportunidades para tener éxito en el ámbito social.
En Casa XII: Son lujuriosos. Tienen la oportunidad de hacerse cargo de los hijos de sus amoríos. No se encuentran bajo esta confluencia astral los hijos-padres y las mujeres solteras. Su mayor problema es la economía, porque forma parte de su preocupación. La aparición de hijos extramatrimoniales, principalmente en la adolescencia, hacen que lo pierdan todo y su destino es modificado. A los que les va mejor, en el menor de los casos, se casan con la madre o el padre de sus hijos. Los accidentes en el lecho, en el caso de la mujer y la impotencia física prematura o eyaculación precoz en el caso del hombre son provocados por el Sol Negro en la Casa Sexta, en Piscis.

En el Signo de Libra:
En Casa I: Estos nativos atraídos principalmente por el sexo opuesto buscan la belleza física pero también los valores morales. Para obtener todo de las mujeres solo basta con hacerlas reír. Los hombres se sensibilizan con el aspecto externo. Ambos tienen una sensualidad alegre que se ve afectada negativamente por el Sol Negro, en la Casa Séptima, en Aries. Como ambos se unen rápidamente a las personas a las que aman, cuando se produce la ruptura son capaces de cualquier sacrificio para conservarlas. No son fieles pero, sí son perdonados por la calidez de su personalidad.
En Casa II: Como les gusta la belleza y el lujo, deben contar con una buena posición económica. Cuando no cuentan con riquezas, las mujeres suelen aparentar y los hombres endeudarse para sorprender a la mujer. Para conseguir una mujer con esta influencia, el hombre si no es rico, tendrá que mostrar una fuerza física, aunque sea aparente y llevarla por lo menos a un hotel de tres estrellas. El Sol Negro que está en la Casa Octava, en Aries, determina a hombres con gran ostentación, que se la pasan hablando de las mujeres que han conquistado, sin poder presentar a ninguna. Y a mujeres que hablan de su última cita en un buen restaurante con un señor importante.
En Casa III: Ambos nativos aunque no tengan buen físico saben como hacerse valer y gracias a su Ascendente en Leo, harán todo lo posible para no pasar desapercibidos y elaborarán una trampa para someter al sexo opuesto. Encontramos acá muchos artistas, que bajo la apariencia de ser inaccesibles, ocultan una gran timidez, son vulnerables, celosos, de extrema sensibilidad, y bastante inconstantes. El Sol Negro en la Casa Novena, en Aries, nos muestra personas que les gusta hacer viajes lejanos en óptimas condiciones. En el fondo son egoístas y están enamorados de sí mismo. Terminan con la pareja porque encuentran una relación más lujosa o es su pareja la que termina con ellos porque no se entregan demasiado sexualmente por temor a que el cansancio se muestre en su rostro.
En Casa IV: Por su educación a estos nativos les gusta lo bueno y lo bello. Desde siempre quieren gustar y ser amados y lo logran porque son muy divertidos, pero no se los toma muy en serio. No pueden evitar la infidelidad, una frase hermosa es suficiente para hacer estremecer a una mujer, para un hombre es suficiente con una falda que se levanta. Son los grandes enamorados del amor físico, sobre todo están de acuerdo siempre con sus parejas y no rechazan nada que se relacionen con la sexualidad. El acto sexual representa para ellos, la felicidad, la alegría, el éxtasis. Encontramos acá muchos homosexuales de los dos sexos. El Sol Negro, en la Casa Décima, en Aries, influye en su situación. Cuando tienen avanzada edad se convierten en ancianos atractivos, y ancianas altamente producidas.
En Casa V: Generalmente estos nativos permanecen solteros, porque no les gusta unirse a una persona para toda la vida porque esto les impediría satisfacer sus gustos. Toda su vida gira en la belleza y la sexualidad. Si aceptan el matrimonio terminan en un divorcio amistoso o en un fracaso completo. Les gustan las reuniones de mucha gente para divertirse. Las mujeres no se agotan nunca y si su pareja del momento no les rinde buscan, sin vergüenza, al que esta más cerca. En el caso de los hombres, si están extenuados, en cuanto aparece una hermosa rubia se recupera enseguida. El Sol Negro, en Aries, en la Casa Undécima, les otorga un gran magnetismo por lo que pasarán por locos amoríos. También en su lado opuesto sufrirán por celos y por sentirse heridos en su reputación.
En Casa VI: Hombres y mujeres tienen problemas con su silueta, Libra gobierna las caderas y Lilith se encarga de ensancharlas. A pesar de todos los recursos que utilizaran para adelgazar no podrán destruir esa celulitis que los hace parecer de cuarenta años. Tiene por lo general su Ascendente en Tauro, son golosos y estos no les ayuda en nada. Por acción del Sol Negro, en la Casa Duodécima, en Aries, comienzan los temores por envejecer, sentirse ridículos o ser abandonados por aquellas personas que aman. No podrán evitar el abandono tras veinte años de matrimonio, es aquí en donde entran en una depresión nerviosa, permaneciendo en soledad y no se repondrán, pudiendo llegar a lo peor.
En Casa VII: Los matrimonios por amor están favorecidos por Lilith. A nivel sexual están favorecidos por Venus que se siente en los contactos humanos. Se suelen aprovechar de su simpatía y su magnetismo que los hace atractivos. Poseen mucho talento en el sexo por eso se vuelcan a él. Para que estos individuos pasen inadvertidos tendrán que contar con una Lilith maléfica. El Sol Negro, en la Casa Primera, en Aries, hace que se inclinen demasiado por las cosas sexuales. Aparecen las confusiones de ideas, por lo que las mujeres se hacen muy dependientes y sufren si son abandonadas. Los hombres pasan más o menos por lo mismo, pero no abandonan sus conquistas lo que provocan que tengan muchas relaciones y se conviertan en inconstantes. Ninguno de los dos posee la condición de ser celoso.
En Casa VIII: Se ve muy poco de la sensualidad de Lilith y de Venus que domina a Libra. Sin que los interesados las busquen tienen muchas relaciones ocasionales, cuando no pasan por largas penas de amor. Ante la muerte, aparece una gran tristeza, aunque haya una herencia muy importante. Pero aun así, esta tristeza dura un tiempo. El Sol Negro, en la Casa Segunda, en Aries, los lleva inteligentemente a la realidad, y después de quedarse solos rehacen su vida sin olvidarse de la persona amada. A pesar que el espíritu domina el corazón y el cuerpo, una viuda desconsolada busca un amante para olvidar. El hombre se entregará al libertinaje para no pensar. Conocerán la amargura hasta que encuentren otra persona.
En Casa IX: Son imaginativos, aman las cosas hermosas de la vida, la sexualidad se puede convertir en una filosofía, en un ritual. Buscan cómplices, a quien convencer en este terreno. Ambos prefieren el amor en grupo y estar a la moda. En esta casa los hombres están más influidos, a la mujer le gustan los hombres difíciles antes que los mujeriegos. Generalmente tienen ascendente en Acuario. La cama es el mejor lugar para la relación humana. Les gustan los largos viajes y no son racistas. El Sol Negro se encuentra en la Casa Tercera, en Aries. Predeterminan el acto sexual, su espíritu demasiado estructurado hace que puedan llegar a perder el amor de su vida. Lo peligroso de estos nativos es cuando unen el espíritu y el sexo.
En Casa X: Están marcados por el ambiente de trabajo, lo que los ayudará enormemente en obtener el triunfo a nivel social. Generalmente ambos nativos obtienen un trabajo relacionado con lo estético, con el lujo o la belleza corporal, si no es así mantienen en forma paralela un trabajo similar. Ocultan sus verdaderos sentimientos, todo en ellos es sugestión y se encuentran solos en la intimidad. Tienen su ascendente en Capricornio. El Sol Negro, en Aries, en la Casa Cuarta aparecen las madres abusivas y los padres son celosos de los privilegios y las responsabilidades familiares.
En Casa XI: Estos nativos tienen numerosos amantes, y suelen mantener relaciones sexuales con todos los amigos. Las mujeres son inconstantes en el amor y los hombres no sienten culpas. Su Ascendente suele ser Sagitario, signo mitad animal, mitad humano, que coincide con Libra. El Sol Negro, en Casa Quinta, en Aries solo trae problemas. Ambos sexos tienden a volcarse al libertinaje, el acto sexual suele ser una droga para ellos, suelen mantener las apariencias hasta en las reuniones sociales. Nunca conocerán la felicidad, a medida que envejecen se sienten mas desdichados, querrán mantener la situación el mayor tiempo posible, hasta que les llegue el final de la vida.
En Casa XII: Venus da aquí penas de amor. Son vengativos de su amor frustrado. Por lo que ambos se encargan de hablar muy mal de sus antiguas parejas, desde decir que son impotentes a la falta de higiene. Todos estos comentarios que a veces son divertidos, les traen numerosos problemas ya que cuando llegan a oídos de los involucrados les acarrea numerosos enemigos. El Sol Negro, en Aries, en la Casa Sexta, puede hacerles comprender que tratando de perjudicar a los demás se terminan perjudicando ellos mismos. Son inteligentes, pero también suelen rozar el ridículo lo que los hace peligrosos. Su espíritu enloquece luego de una ruptura.

En el Signo de Escorpio:
En la Casa I: Este signo rige los órganos genitales. Estos nativos, cuando el Ascendente está en este signo con Lilith, se interesan desde muy jóvenes por el sexo, son atraídos tanto por el sexo opuesto, como por el mismo sexo. El sexo los dirige, no tienen pudores, les gusta la desnudez y son principalmente exhibicionistas. El Sol Negro en la Casa VII, está en Tauro. Una mujer llegará a la ruptura porque agotará a su pareja de tanto que le exigirá. El hombre abandonará a la mujer cuando ésta no acepte satisfacer sus necesidades. A estos nativos les apasiona el amor. Si no se esta preparado para seguirlos es preferible no relacionarse con ellos. Algunos de estos nativos son capaces de abstinencia prolongada.
En Casa II: Lilith pone sus talentos sexuales en beneficio económico. Como tiene mucha inteligencia hace valer su encanto personal y lo pone en beneficio de su cuenta bancaria, por lo que no le interesa ni la edad, ni los deseos de sus amantes. Aunque para el hombre puede ser difícil, encontrará a una mujer rica que pueda ayudarla en el momento oportuno. Pueden aparecer gustos raros. Gracias al Sol Negro, en Tauro, en la Casa Octava, a tal punto que la necrofilia puede llegar a estar presente. No existirá peligro si todo tiene lugar entre personas adultas.
En Casa III: Estos nativos tienen gran inteligencia con respecto al sexo. En la cama saben como satisfacer a su compañero, y son sensualmente queridos, pero no retroceden nunca. Fuera de este lugar el hombre tendrá la satisfacción de haber conseguido a una mujer inaccesible y la mujer tendrá la satisfacción de conquistar al hombre que eligió. Estos nativos suelen tener el ascendente en Virgo. A veces, como son muy hábiles, tienen todo muy bien calculado y ponen todo el interés en el juego. Una mala dirección del Sol Negro, que se encuentra en Tauro, en la Casa Novena, puede jugar en contra, si está en conjunción con Marte, opuesto a Lilith; y más peligro hay en la cuadratura de Plutón. Así puede ocurrir que una mujer se quede encerrada en una casa y un hombre termine siendo chantajeado por años.
En Casa IV: Encontramos acá un desacuerdo familiar en estos nativos, ya sea por divorcios de padres o por ser incomprendidos por éstos. Además han sido rechazados por su desbordada sexualidad. En la familia encontramos el incesto (entre hermanos, entre primos) que es iniciado por los padres. Todo esto ocurre en el más absoluto secreto, no se sienten culpables y a veces los buscan; se suelen sentir orgullosos por ser diferente a los demás. El Sol Negro, en la Casa Décima, en Tauro, trae problemas en lo social, ya que constantemente se encuentran al borde del escándalo. Con el tiempo estos nativos suelen continuar esta tendencia con sus hijos. En el matrimonio si no logran contentarse, comienzan a correr riesgo los cuñados, o cuñadas, y hasta los propios suegros.
En Casa V: Son nativos que sueñan con todo lo que pueden hacer y lo que las gustaría hacer. En algún momento pueden realizar sus sueños mas irreales, pero el fruto de su imaginación exuberante lo suelen concretar el sexo y a partir de acá se puede esperar lo peor. Para conocer sus tendencias y sus sueños hay que conocer el conjunto de la casa. El Sol Negro, en la Casa Undécima, en Tauro, ayuda a estos nativos, lo que pasa que cuando les hace desaparecer un fantasma, aparece uno nuevo. Así estos nativos se agrupan de la forma más heterogénea, no hay obstáculo en la raza, en el sexo, para su imaginación, por todo esto, se resiente su destino. Es conveniente que el Sol Negro no reciba malas direcciones del Regente de la Casa Décima, porque indica ruina y de la Casa Quinta porque indica degradación.
En Casa VI: Tanto hombres como mujeres deben cuidar su salud, ya que son sensibles a contraer enfermedades. Su ascendente en Géminis hace que sean despreocupados y que no se den cuenta de su mal hasta que no lo padezcan o lo transmitan, es ahí cuando pensarán que no son culpables. Luego, una vez curados volverán a empezar con los excesos sexuales y los traerá nuevamente a la desgracia. Las enfermedades recurrentes y de larga duración las origina el Sol Negro en Tauro, en la Casa Duodécima. Si interviene Marte los conducirá a operaciones y hasta la ablación de los órganos. Si la oscuridad esta dada por Neptuno la mujeres desearán ser hombres y los hombres mujeres, originando el travestismo.
En Casa VII: Estos nativos buscan la alegría a nivel sexual, pero a su vez el matrimonio tiene cierta importancia. Encontramos acá que Lilith forma matrimonios muy prematuros, acarreando problemas económicos y sociales. Llegan los divorcios antes de los veinticinco años, pero vuelven a casarse, porque son personas que no pueden vivir solos, por eso buscan siempre una nueve pareja El Sol Negro está en la Casa Primera, en Tauro. Viven el amor y la pasión plenamente, lo prefieren antes que el dinero. Se agotan de todo, menos de la sexualidad ya que nunca dejarán los juegos de alcoba aunque tengan una edad avanzada. Serán fieles mientras tengan una buena relación con su pareja.
En Casa VIII: Estos nativos que cuentan con mucha condición física, se entregan a la sexualidad hasta la extenuación total, lo que provoca que no sean refinados. Se suelen inclinar desde muy jóvenes al onanismo. Buscan su pareja sin distinción de sexo, una vez que encuentran el camino ya sea homosexual o heterosexual no conocen límites. Los hombres complementarán su sexualidad después de haber encontrado la persona ideal, la cual soportará sus repetidos asaltos, en el caso de la mujer son ninfómanas declaradas. Su estabilidad económica está comprometida por el Sol Negro, en Tauro, en la Casa Segunda. Gastarán mucho ya sea en organizar o participar en fiestas, o cayendo en mano de profesionales. En sus actos sexuales siempre aparece un instinto animal.
En Casa IX: En esta casa si una mujer ha encontrado a su hombre ideal no parará hasta satisfacer sus deseos, solo oirá a su instinto y ningún consejo, ninguna responsabilidad la harán cambiar de idea. El hombre seguirá a cualquier lado a la que desea, a la que le aporta todas las alegrías en el sexo. Ve el contacto humano a través de la cama. Estos nativos calman sus penas a través del acto sexual. Los hombres son los que logran calmar sus ansiedades más que las mujeres ya que éstas son insaciables. Estas tendencias están agravadas por el Sol Negro, en Tauro, en la Casa Tercera. Ambos se encuentran metidos en un mundo de intrigas, desde que conocen la satisfacción plena de sus sentidos, se hunden cada vez más en esas trampas de amor que ellos se encargan de considerar amor verdadero.
En Casa X: Estos nativos son los que elevarán su posición social gracias sus talentos sexuales, son los que no tienen ningún reparo en casarse con su jefe o con su jefa. Esta situación se ve reafirmada si su Ascendente esta en Acuario, y si en el Signo de Leo, está la Casa Séptima del matrimonio. Si aparecen buenos aspectos tendrán el éxito asegurado. Andarán siempre de aventura en aventura, pero no dudarán en aceptar una proposición de honor. Encontramos acá a mujeres que han sido amantes de sus jefes antes de ser su esposa. Pero son perjudicados por el Sol Negro, en Tauro, en la Casa Cuarta. Cuando sus puntos débiles son descubiertos por los familiares políticos, comienzan a guardar los verdaderos defectos antes del matrimonio. Luego deberán entender que las cualidades sexuales no son suficientes para formar una familia estable.
En Casa XI: Estos nativos consideran que la vida es un placer y a pesar que buscan amistades serias siempre se encuentran con las personas que tienen su misma característica, y a menudo se encuentran solos de cara a la realidad. El hombre buscará a la mujer que no se haga rogar, que sea de naturaleza ardiente; y la mujer buscará a ese hombre insaciable que tenga una mezcla de animal y de sabio. Se hacen superficiales por acción del Sol Negro, en la Casa Quinta, en el Signo de Tauro, y a pesar de su Ascendente principalmente en Capricornio. Ven a la vida de manera materialista. No se conforman con su destino y no se dan cuenta de las cosas hasta que ya es demasiado tarde.
En Casa XII: Lilith está en Escorpio, el signo de los desastres y la cárcel, por lo que no se puede esperar nada bueno, salvo que aparezca una carta prometedora para el futuro. En estos nativos el sexo tiene una importancia bastante negativa, ya que esta posición da origen a violadores, exhibicionistas, a nativos que inician a jóvenes en la prostitución. Es conveniente desconfiar de estos nativos, ya que son astutos en el amor y continúan en la negatividad a medida que pasa el tiempo. La influencia del Sol Negro, en la Casa Sexta, en Tauro, origina a los más bajos libertinos, inclinados a la bestialidad y tratando de ocultar esa tendencia, cosa que le resultará muy difícil. Cuando la carta astral es muy negativa puede conducirlos a la locura y así nacerán los criminales sexuales. Júpiter que está en su Ascendente, podría ayudarlos, pero puede ocurrir cualquier cosa sí este Ascendente se encuentra en el tercer decanato.

En el Signo de Sagitario:
En Casa I: En esta casa los nativos que encuentran la armonía sexual en la alcoba tienen grandes posibilidades de permanecer en el hogar. No se divorcian fácilmente, y aunque hayan disfrutado plenamente su vida anterior, no significa que desaprovechen la oportunidad que se les presente aún estando casados. Acá el Sol Negro, en la Casa Séptima, en Géminis, viene para alterar la falsa tranquilidad. Ocurre que estos hombres y mujeres a pesar de tener sus aventuras fuera del matrimonio, tienen tanto sentido de pertenencia, que si son engañados, sus celos no les permite perdonar fácilmente al otro. Este espíritu de propiedad mal llamado amor trae numerosas desilusiones en el matrimonio y horribles escenas causadas por algún aspecto negativo en la dirección sobre el Sol Negro.
En Casa II: Estos nativos tienen mucho talento en la cama por lo cual se les suele perdonar todas sus locuras. Si bien las mujeres suelen ser más sensibles a esta posición, los hombres si tienen a Venus junto con Lilith, se convierten en temibles y sobornadores, pueden permanecer insensibles ante las lágrimas de una mujer, pero ellos mismos pueden derramarlas sin ningún problema. Una mujer es afortunada con Lilith en esta posición, puede llegar lejos sin tener que utilizar sus encantos y buscará amantes si no consigue satisfacer sus sentidos, pues su sexualidad es muy importante. Se comienza a gestar un drama con el Sol Negro, en Géminis, en la Casa Octava, hasta que transiten Marte o Saturno haciendo un mal aspecto. Generalmente Marte dirige a su Ascendente Escorpio y Júpiter su Lilith, esto forjará el suicidio de la pareja engañada. Estos nativos entonces sentirán la amargura de sus penas.
En Casa III: Estos nativos aman, sobre todo la belleza física, una mujer no se puede resistir ante un apuesto hombre, como un hombre no se contiene ante una mujer hermosa, aunque esto no les otorgue la felicidad completa. Son inconstantes, pero sin maldad, porque no se dan cuenta que hacen sufrir a los demás. Como no les gustan los reproches usan su inteligencia para que nadie se de cuenta de sus aventuras. Si el Sol Negro, que está en la Casa Novena, en Géminis, recibe una mala influencia provocará que la verdad salga a la luz. Entonces estos nativos se marcharán muy lejos, ya que no soportan ni los gritos, ni el escándalo, aunque la culpa sea suya.
En Casa IV: Estos nativos reciben la enseñanza de sus padres. Así encontramos al muchacho que durante la adolescencia es dócil y sumiso y mantiene un alto concepto del matrimonio, aunque eso no impida que tenga algunas discretas aventuras a veces acompañados por su propio padre. La mujer pretenderá llegar virgen al matrimonio aunque tendrá también sus encuentros de manera oculta para mantener su imagen. Luego del matrimonio tendrán un comportamiento totalmente distinto, no podrán evitar tener amantes, aunque de forma restringida y silenciosa y además sacarán provecho económico y sexual. Esta tranquilidad puede ser alterada por el Sol Negro, en la Casa Décima, en Géminis. Suelen mantener relaciones sexuales en su trabajo, pero todo pasará inadvertido hasta que en Lilith y el Sol Negro exista una mala posición, es entonces cuando todo se descubrirá, y ellos realizarán todo tipo de acciones y mentiras para conservar sus apariencias.
En Casa V: Estos nativos están muy seguros de sí mismos y suelen lastimar a los demás. Los hombres necesitan demostrar su hombría, por eso suelen tener hijos antes de matrimonio y después de él generalmente tienen una familia paralela. En el caso de las mujeres deberán contar con una buena educación sexual por parte de los padres, donde las pastillas anticonceptivas deben ser fundamentales desde la adolescencia. En estas personas la naturaleza los incentiva al amor y durante las vacaciones aflora el sexo. La presencia de muchas amistades de ambos sexos esta dada por el Sol Negro, en la Casa Segunda, en Géminis, esto los hace participar de reuniones donde no falta el pluralismo y hasta a veces, si hay malas direcciones aparece el homosexualismo pero no definitivo, porque siempre vuelven al sexo opuesto.
En Casa VI: Encontramos acá nativos ansiosos, padecen un alto grado de nerviosismo principalmente durante la adolescencia, donde se entregan plenamente a sus amoríos y no soportan la ruptura. A medida que van creciendo van soportando con más firmeza los golpes psicológicos. Durante toda su vida estos nativos tienen un deficiente sistema nervioso en el plano sexual, lo que le ocasiona numerosos problemas en el matrimonio. Se transforman en celosos, desconfiados y posesivos, por el Sol Negro, en la Casa Duodécima, en Géminis. La mala dirección de Marte los hace violentos, y una mala dirección de Saturno los puede hacer envejecer de forma prematura ante una desilusión y hasta puede provocar un final dramático si su carta es mala.
En Casa VII: Estos nativos son sinceros, pero también cometen adulterio. Si bien lo hacen inconcientemente, no pueden dejar de tentarse con las aventuras, aún estando casados y muy unidos a su pareja. Estos hombres son capaces de llevar a su amante a vivir bajo el mismo techo de su esposa con la ilusión que ambas mujeres lleguen a un entendimiento. Las cosas son empeoradas por el Sol Negro, en la Casa Duodécima, en Géminis. Acá la mujer se acuesta con el mejor amigo de su esposo y luego de confesarlo pretende que su marido entienda la relación y la acepte, si esto ocurre romperá inmediatamente con su amante y adorará a su marido. Pero luego volverá a empezar.
En Casa VIII: En esta Casa nos encontramos con nativos materialistas y sensuales, lo que los hace desprejuiciados y despreocupados, comienzan a tener aventuras acá y allá, La sexualidad para ellos es un placer egoísta, una necesidad, se convierten en infieles, inconstante y poco legales frente a su pareja. Como las relaciones sexuales pasan a ser la parte más importante de sus vidas, los chicos se convierten en cazadores de muchachas, y éstas, en mujeres de fácil adquisición. Pero acá llega el Sol Negro, en la Casa Segunda, en Géminis, para desequilibrar la economía. Tanto hombres como mujeres cuando se les mete alguien en su piel son capaces de cualquier sacrificio y así llegar a arruinarse.
En Casa IX: Estos nativos son capaces de realizar cualquier cosa por amor, hasta emigrar si la persona a la que aman no puede permanecer con ellos. Encontramos también a los nativos que se van al exterior siguiendo un trabajo. A la mujer siguiendo a su marido, Estos nativos tienen a Sol Negro, en la Casa Tercera, (la de la inteligencia), en Géminis. Suelen tener a Marte sobre su Ascendente y Mercurio en Géminis. Aparece en ellos una necesidad muy grande de marcharse a los lugares más lejanos, sin ningún motivo en particular, mas que la aventura. Pasados los años sentirán nostalgia por su país de origen, pero cuando decidan regresar no permanecerán en este último por mucho tiempo. Con respecto al sexo siguen en constante movimiento pero sin madurar, se llevarán en cada viaje una mujer u hombre de distintas nacionalidades.
En Casa X: Estos individuos son inestables en el amor, no se privan de aventuras solamente por placer. La sensualidad juega un papel importante en la sociedad por eso encontramos a la secretaria que se acuesta con su jefe, conoce todos sus secretos y aún así manteniendo una posición muy digna. El hombre que se acuesta con su secretaria, a la que no pueden despedir porque conoce todos sus secretos y temen al escándalo. En la juventud esta posición esta mas influenciada, a medida que pasan los años, pareciera que todo ocurre como en un gran teatro. Ante los demás permanecen decentes e intachables, hasta que el Sol Negro, en la Casa Cuarta, en Géminis los ponga en evidencia. Así la familia será la primera en sorprenderse, luego los amigos, para algunos serán considerados como lobos entre las ovejas, otros lo consideran víctima de la misma sociedad. Generalmente permanecen solteros, pero si se casan tendrán doble vida.
En Casa XI: Estos nativos se dejan llevar por las aventuras más increíbles, son también vulnerables y sensibles, porque tienen una sensualidad muy ardiente. Cuenta con la suerte de su parte por lo que participan de todo tipo de aventuras sin correr riesgos, salvo en su reputación ya que sus amigos saben de su comportamiento, y eso los perjudica a la hora de querer casarse. Se pede decir que son elegidos por sus cualidades sexuales. Con el Sol Negro, en la Casa Quinta en Géminis, les aparece un gusto por el juego. Se pueden entregar a los peores libertinajes para desarrollar sus fantasmas más irreales. Suelen ser para algunas personas amantes formidables, pero nada más que eso.
En Casa XII: Estos nativos se encuentran en la peor posición de Lilith, son muy afectuosos pero están inclinados a la sociedad. Cuando logran encontrar a la persona ideal, esta felicidad no dura mucho, llega a la desilusión y a la ruptura. Como están convencidos de que dieron lo mejor de si mismos, decepcionados y engañados, terminan por casarse con el primero que se les cruza. Pero este casamiento fracasara. El Sol Negro en la Casa Sexta, en Géminis, le determina la enfermedad moral por eso nos encontramos con la mujer que se convierte en prostituta y termina por suicidarse y a hombres que se convierten en homosexuales, o vengándose de las demás mujeres.

En el signo de Capricornio:
En Casa I: La sexualidad de estos nativos tiene una forma reducida, tienen una vida interior intensa que no les permite exteriorizarse. A algunos lo sexual les resulta repulsivo, pueden considerar al acto sexual como una cuestión de higiene sexual, en la adolescencia se entregan a la masturbación solamente para aclarar ideas, pueden permanecer solteros durante toda su vida y esta situación los culpabiliza. Con intervención del Sol Negro, en Cáncer, en la Casa Séptima, estos nativos sueñan con un gran amor, donde el sexo no tiene cabida. Son incapaces de tener iniciativa sexual, en el caso de los hombres se vuelven impotentes ya que aman con el corazón y no aceptan la unión de los cuerpos, las mujeres, por su parte se vuelven frígidas, no conocen el orgasmo y se conforman con cumplir con el deber conyugal. Suelen estar pensando en otra cosa durante el acto sexual.
En Casa II: Lilith suele otorgarles a estos nativos favores económicos, sobre todo en uniones, en matrimonio y en relaciones con el sexo opuesto. Tanto hombres como mujeres suelen ser egocéntricos, ya que se suelen sentir solos y no quieren ser dependientes de los demás. Aparecen acá las mujeres insatisfechas que suelen ser engañadas por sus esposos, ya que éstos buscaran afuera lo que ellas no les dan. El Sol Negro, en la Casa Octava, en Cáncer no los deja vivir realmente el amor ya que son desconfiados de su personalidad y de sus bienes.
En Casa III: Estos nativos se ven casi favorecidos por Lilith. Suelen entregarse desde jóvenes a los placeres solitarios que pueden exteriorizarse en toda su vida sexual, sin molestar a nadie. En el terreno sexual les interesa más los preparativos que el acto sexual mismo. Las mujeres a pesar de pensar en sí mismas son amantes muy activas. Los hombres por su parte son cariñosos y suelen sorprende a su pareja, pero cuando se cansan abandonan todo. Lo que los hace mas inaccesibles es el Sol Negro, en Cáncer, en Casa Novena. Suelen huir cuando perciben que se quiere tener posesión sobre ellos. Cuando haya malas direcciones se recluirán en la soledad y pasaran a ser consumidores de espectáculos o de revistas eróticas.
En Casa IV: Estos nativos suelen ser solteros de por vida y es la educación recibida la culpable de esta situación. Como tienen su Ascendente en Libra no están condicionados a esta situación. Tienen buenas aptitudes artísticas y aman lo bello y lo bueno. Encontramos acá muchas tendencias homosexuales, llevan una vida solitaria a menudo haciéndose cargo de un padre abusador y de una madre posesiva, lo que no les impide progresar. En esta posición podemos encontrar actores famosos, modistos, cantantes. El Sol Negro, en Cáncer, en la Casa Décima hace que idealicen su trabajo, y aumenta sus condiciones artísticas. El Sol Negro en su mala posición hace que realicen injurias públicas y manifiesten rechazo por la sociedad cuando se encuentren en su mejor momento laboral.
En Casa V: Estos nativos no conocerán el verdadero amor. Son sensuales y si hubiesen podido, habrían exaltado el sexo, cuando se casan esperan encontrar los placeres en el cuarto pero, como se desilusionan inmediatamente, buscan el camino del adulterio, que no los conduce mas que al escándalo, al divorcio o a amargas rupturas. Pareciera que para estos nativos esta prohibido el gozo sexual. Aquí el Sol Negro, en la Casa Undécima, en Cáncer se hace peligroso. Las mujeres realizaran fugaces aventuras ya que no pueden obtener satisfacción en forma normal. Los hombres recurren a prostitutas para encontrar en ellas lo que no pueden hallar en el matrimonio.
En Casa VI: En esta Casa, Saturno domina a Capricornio y con él aparecen las enfermedades de los huesos. Desde su juventud tienen una vida sexual muy activa pero hacia los treinta años dejan de tener relaciones. Tendrán complicaciones en los huesos, envejecimiento prematuro de los órganos o alguna enfermadas de larga duración y de transmisión sexual. Estas malas condiciones están dadas por el Sol Negro, en la Casa Duodécima, en Cáncer. Pareciera que estos nativos son castigados por haber pedido mucho a la sexualidad.
En Casa VII: Estos nativos desde la adolescencia desean el matrimonio. Lo ideal para ellos es vivir en pareja, tener hijos, trabajar y mantener relaciones sexuales solamente para procrear. Se sentirán muy solos, si su pareja no comparte este estilo de vida. El Sol Negro, en Cáncer, en la Casa Primera, les ayudará a conservar sus principios. Acá encontramos a mujeres que se sacrifican por sus hijos y su hogar toda la vida sin obtener nada a cambio y a hombres que se sacrifican trabajando numerosas horas por día para el bienestar de su familia y no obtienen ni siquiera un placer afectivo. No llegan a ser felices.
En Casa VIII: Aquí Saturno domina a Lilith. Durante la juventud se dedican a los estudios, a lograr el éxito y las satisfacciones materiales, pero a partir de la segunda mitad de su vida se hace mucho más importante la sexualidad y pretenden hacer lo que no han hecho durante su juventud. Todo esto los conduce al divorcio y a rehacer su vida de modo totalmente diferente. El Sol Negro, en Cáncer, en la Casa Segunda los puede llevar a la ruina, porque pondrán en juego todo lo que han ganado para satisfacer sus deseos. Cuando aparecen malas direcciones hay peligro de escándalos durante la vejez.
En Casa IX: Están cargados de una pesada sensualidad provocada por una exagerada positividad. Tanto el hombre como la mujer aman todo lo que ven, lo verdadero o lo real, es así que una mujer siente atracción por los hombres musculosos y no por los inteligentes, y los hombres por un buen cuerpo femenino. En el cuarto manifiestan poderosos deseos y quieren obtener todo de su pareja, pueden ser considerados como poco refinados. Su existencia se ve complicada por el Sol Negro, en la Casa Tercera, en Cáncer. Cuando no encuentran su ideal se cierran al amor. Terminan por decepcionar a las personas que los rodean. Acaban su vida solos convirtiéndose en gruñones y desabridos.
En Casa X: Lilith en esta Casa les otorga una sensualidad confusa. Hombres y mujeres utilizan el sexo para elevarse socialmente. Son tercos para conseguir lo que desean. Encontramos a mujeres que consideran que para alcanzar el éxito no deben despreciar el sexo y a hombres homosexuales que se casan, solo para progresar socialmente. El Sol Negro en la Casa cuarta en Cáncer no es demasiado malo, puesto que estos nativos a veces eligen ir en contra de sus propias ideas. Pueden lograr concretar su ideal después de muchos años pero se encuentran solos en esta lucha.
En Casa XI: Lilith actúa muy mal en esta soledad de capricornio. Estos nativos tienen su ascendente en Piscis. Tanto hombres como mujeres necesitan que los guíen amigos enérgicos y protectores. Disminuyen considerablemente su moral ya que Lilith actúa sobre su sexualidad. Para obtener favores son capaces de unirse a alguien que no les agrada. El Sol Negro, en la Casa quinta en Cáncer, los hace masoquistas disfrutando de la bajeza sexual.
En Casa XII: Estos nativos están marcados por el destino. Se enamoran de quien no los ama, y odian a todos aquellos que los aman verdaderamente. Como no consiguen casarse con la persona que aman, terminan realizando casándose con cualquiera. Consideran que su sexualidad no será satisfecha viven numerosas aventuras sin interés y esto les provoca cierta amargura. Por el Sol Negro en Cáncer en la Casa sexta hace que sientan celos por los que son felices. De jóvenes son agresivos y luego se van convirtiendo en pesimistas hasta que la maldad los domina. Desean que todos sean tan desgraciados como ellos en el amor y para eso no dudan en injuriar todo aquello que les parece hermoso.

En el Signo de Acuario:
En Casa I: Estos nativos tienen una sexualidad y un comportamiento muy variado. Van cambiando con los años de acuerdo al ambiente en el que se van desarrollando de acuerdo al ambiente en el que se van desarrollando. Tienen etapas en las que se sienten poderosamente atraídos por el sexo y otros en los que se encuentran totalmente castos sin saber porqué. Por causa de Leo, que se encuentra con el Sol Negro, tiene todos sus instintos esperando estallar. Como nos encontramos en la Casa séptima estos nativos suelen casarse sin haber tenido ninguna aventura, pero poco después ante una pequeña testación hombres y mujeres comienzan su camino hacia el adulterio para recuperar de aluna manera el tiempo perdido.
En Casa II: Cuando estos nativos piensan que el sexo es lo que les permiten relacionarse, por eso se entregan a él con rapidez. Las mujeres se lanzaran a una especie de prostitución y los hombres buscaran mujeres que los ayuden a superar sus problemas sin importarles la edad ni la clase de éstas. El Sol Negro, en la Casa octava, en Leo, origina seres tímidos que se van convirtiendo en personas que lo exigen todo. Actúan con frialdad y mucho interés, queriendo sacar ventaja de todas las aventuras, lo que les ocasiona constantes rupturas. Cuando encuentran a aquella persona que los escucha vuelven a comenzar.
En Casa III: La inteligencia juega acá un papel muy importante, aparecen los charlatanes que consiguen efectivizar sus conquistas. El poder del Sol Negro, en la Casa Novena, en Leo, hace que estos nativos desarrollen su sexualidad sin ningún prejuicio. Los hombres tendrán muchas amantes y las mujeres se relacionarán sin problema con muchos hombres a la vez. Les encanta encontrarse en las reuniones con hombres y mujeres con los cuales a tenido intimidad y gozan con saber que todos ignoran esta situación. Una mujer es capaz de invitar a su casa, a una cena con su esposo al compañero de trabajo con el que mantiene relaciones sexuales.
En Casa IV: Estos nativos intentan desde muy jóvenes meterse en el comportamiento de los adultos. Aparecen los vicios sexuales, por lo que se encuentran espiando a los padres en el cuarto, o bañando en forma maliciosa a su hermanita. El Sol Negro en la Casa segunda en Leo, les otorga seguridad y les permite triunfar con las armas que la naturaleza les ha dado. Tienen su ascendente en Escorpio y son capaces de cualquier cosa por placer o solo para satisfacer su curiosidad. Esta sexualidad puede ser hereditaria y muy a menudo son los padres los que lo llevan por este camino.
En Casa V: Son nativos libertinos, aman lo bello, el amor y la buena comida. Son refinados y audaces. Tanto el acto sexual como las relaciones de pareja tienen para ellos, valor estético; no podrían elegir a alguien que no responda a esos ideales de belleza. El Sol Negro se encuentra en Leo en la Casa undécima. Estos nativos desean siempre relacionarse con amigos con una situación social superior, con cierta popularidad o renombre, pero cuando pertenecen a clases sociales bajas no pueden acceder a estos círculos, lo que los convierte en eternos enamorados de cosas inaccesibles. El plano psíquico y moral queda marcado por la decepción.
En Casa VI: Estos nativos son intransigentes, irascibles y sufren durante toda su vida por no desarrollarse plenamente. A pesar que la vida no les niega goces sanos, son envidiosos, de un humor oscuro y no saben aprovechar las buenas oportunidades en el terreno de lo sexual. Como viven insatisfechos, son agresivos y celosos. Su mayor problema es que son mentirosos, y creen sus propias mentiras. Una mujer dirá que pudo ser princesa pero no quiso, un hombre dirá que pudo elevarse económicamente pero que no quiso comprometer a nadie. El Sol Negro en Leo se encuentra en la Casa séptima. Como estos nativos tienen poco carácter, suelen derretirse ante personas superiores a ellas y generalmente son rechazados sin saber claramente porqué. Ante una mala dirección de cualquier carta astral, se pueden encontrar con poderosos enemigos, no podrán mejorar su carácter ni ampliar su sexualidad.
En Casa VII: Si estos nativos no encuentran la belleza, buscaran la inteligencia o la sabiduría. Si no la hayan, pronto se descubrirán decepcionados con la persona que eligieron. El Sol Negro se encuentra en la Casa primera con su ascendente en leo, lo que complica las cosas. Como tiene un concepto de matrimonio libre, no les molesta desarrollar la pluralidad, por lo que encontramos a hombres y mujeres que entregan a sus parejas en los brazos de otros con tal de conseguir algún beneficio. Al llegar a estas situaciones, a veces, se ven envueltos en problemas jurídicos, ya que no todos aceptan sus condiciones.
En Casa VIII: Lilith actúa sobre la economía de las parejas de estos nativos. Acá hombres y mujeres suelen ser explotados en todos los terrenos. Generalmente son dóciles, hacen todo lo que se les pide, son empujados a trabajo impuesto. Hasta que se dan cuenta, pero demasiado tarde. El Sol Negro en la Casa Séptima en Leo, les ofrece oportunidades de éxito si permanecen solteros. Con un ascendente en cáncer, hombres y mujeres viven ciegos por el amor y la ensoñación. Cuando un mal aspecto enviado a Lilith y al sol negro en una carta femenina o en una masculina no harán mas que escarbar en el vació, esto lo único que hará es enriquecer a sus parejas.
En Casa IX: Estos nativos son grandes enamorados. Aman con el corazón, con el espíritu pero sobre todo con los sentidos. Necesitan que su sexualidad se desarrolle por lo que harán cualquier cosa para conseguirlo. Esta situación se vera perjudicada porque son inconstantes en el amor e infieles, lo que les hace perder grandes oportunidades en la vida. Desde muy jóvenes se sienten decepcionados. Esto permanece por mucho tiempo, y les ocasiona la perdida de todo lo que obtuvieron, siendo solo ellos los únicos responsables. El Sol Negro en Leo en la Casa Tercera, durante toda su juventud, los hace narcisistas y muy seguros de su encanto. Son seres inteligentes y no se resisten a las tentaciones por lo que en cada situación quieren ver el resultado de sus atractivos. Sus parejas suelen perdonarlos, pero llegan a cansarse.
En Casa X: Son muy trabajadores, lo que les permiten triunfar en la vida. Pero cuando esto lo llevan al plano del amor, se convierte en un defecto. Viven preocupados por el esfuerzo que deben hacer; actúan con el corazón y con mucho empeño, pero demasiado rápido. Reciben el cumplido de sus jefes en el trabajo, pero no ocurre lo mismo en la vida en pareja. Cuando llevan a su pareja a la cama hacen todo lo necesario para sentirse libres de espíritu. En el caso de la mujer, buscan favores de sus maridos en los lugares más insólitos sintiendo una necesidad imperiosa de no querer perder tiempo ni consultar a su compañero. Luego vuelven a sus actividades como si nada hubiese pasado. Esto se debe al Sol Negro en Leo en la Casa Cuarta. Los nativos han aprendido que solo con el trabajo pueden tener éxito. Así la vida amorosa se convierte en un trabajo más, regido por el deseo, lo que no los hace felices ni a ellos mismos ni a las otras personas.
En Casa XI: Estos nativos tienen muchos amigos. Ignoran los prejuicios, el pudor y la fidelidad. Son el símbolo mismo de los amores modernos, en el cada uno vive en forma independiente sin llegar a conocer al otro. Este modo de vida los debilita. El empeño por conseguir su destino los hace perder de los mejores años de su vida. A la mujer le encanta escuchar lo que su marido ha hecho con su secretaria. y contar lo de ella con un vecino, por lo que deben unirse con personas que compartan sus ideas, cosa que les resulta muy difícil de conseguir. Por sus cualidades libertinas, el Sol Negro en la Casa Quinta en Leo, los ayuda a meterse en ambientes muy cerrados y mantener en ellos relaciones muy útiles.
En Casa XII: Los nativos son débiles y muy sensibles. No se dan cuenta cuando se los engaña o son los últimos en enterarse, por lo que su sexualidad no se les cuestiona. En el plano sentimental son totalmente manejables, porque no rechazan ninguna cosa cuando aman. Lo que su pareja les pide, es una orden para ellos. Aceptan todo menos el engaño. El Sol Negro en la Casa Sexta en Leo, es el que origina el mal. Estos nativos no poseen orgullo, por lo cual, son vulnerables. Como consideran que han hecho todo lo posible para conservar a su pareja, se derrumban cuando se sienten engañados. Primero se ponen tristes, luego entran en una melancolía que los lleva a una depresión nerviosa. Ven como su felicidad, se destruye en pocos segundos.

En el Signo de Piscis:

En Casa I: Son nativos interesados, pero sensibles con lo que respecta al sexo. Desde muy temprana edad sienten el calor de la sexualidad. Buscan a menudo el apoyo del sexo opuesto, lo que los convierten en cargosos. Se hace muy difícil romper con ellos ya que son capaces de llegar a amenazar con tal de conservar al ser elegido. El Sol Negro se encuentra en Virgo en la Casa Séptima. El casamiento para ellos es un problema. Necesitan un buen motivo para que lleguen a aceptar el compromiso. Mantienen los lazos conyugales hasta que encuentran algo mejor. Luego el hombre elegirá a una amante rica y la mujer a un amante fácil. Estos nativos provocan grandes decepciones.
En Casa II: Lilith hace que estos nativos sean muy gastadores con el fin de aparentar. Cuando son solteros se suelen arruinar con las compras más superficiales, cuando casados la esposa no podrá alimentar a sus hijos pero su esposo contara con un auto nuevo, en otro caso el saldrá con mucho dinero y ella correrá de compras para sentirse bien. Una simple mirada del sexo opuesto es suficiente par sentir placer. Cuando se casan permanecen mucho tiempo fieles hasta que un día se largan al adulterio y no se detienen. Se convierten en interesados por acción del Sol Negro, en Virgo, en Casa Segunda. Por querer tener todo junto lo pierden todo, y no entienden porque sucede. Luego se recuperan fácilmente y comienza nuevamente. En Casa III: Estos nativos se presentan como personajes muy sumisos, nadie podría suponer que tienen una vida interior intensa. Muestran solamente lo que ellos quieren, son impenetrables. Si se pudiera leer su mente nos quedaríamos sorprendidos. Estas características los hacen peligrosos. Por lo común no aceptan el matrimonio. El Sol Negro que se encuentra en Virgo, en la Casa Novena provoca que sean interesados por el dinero y el éxito, que es lo único que los puede hacer felices. No se preocupan por sus parejas y quieren obtener todo de ellas sin importar si estas tienen como hacerlo. Si son rechazados rompen definitivamente como si no hubiese pasado nada.
En Casa IV: En estos nativos y en el plano sexual tienen mucha influencia de los padres y todo depende de la moralidad de éstos. Su sexualidad esta muy desarrollada pero a la vez está tan enaltecida que espera el matrimonio para gozar de los placeres sexuales. Luego comienzan a escapar de las ataduras familiares y se vuelcan a las aventuras más prohibidas. El Sol Negro en Virgo en la Casa Segunda, hace que pongan sus goces sexuales al servicio de lo social, no dudan de aprovechar sus talentos y emprenden una doble vida oculta de los demás.
En Casa V: Estos nativos son muy interesados y Lilith acá es capaz de todo. Suelen unir los placeres sexuales que dominan su existencia con lo que les puede ser útil. Una mujer puede alegrarse tanto con una buena comida como pedir un anillo de diamantes, de igual modo el hombre puede conquistar a una joven rica o simplemente a una muchacha atractiva. Teniendo su Ascendente en Escorpio, no reniegan de ningún goce en el cuarto y de ningún placer de cualquier forma, como homosexualidad, pluralismo, sadomasoquismo, etc. El Sol Negro en Virgo en la Casa Undécima, los pone en contacto con amigos con los que comparte intereses. Son muy astutos y capaces de escapar a cualquier trampa, lo que no es moral, pero se beneficia en muchas situaciones.
En Casa VI: El menor de los males que sufren estos nativos se deben a los placeres sexuales, después de los cuales, pueden tener pesadez en las piernas, lo que en casos mas graves los pueden a una parálisis temporal. Las enfermedades sexuales pueden atacar las ingles, lo que les ocasiona, dificultades para moverse. Como son atraídos por todo o que les gusta, no son muy prudentes y no suelen elegir bien a sus relaciones. El Sol Negro que esta en la Casa Duodécima, en Virgo hace que pierdan las esperanzas y hasta corran el riesgo de perder todo lo que consiguieron. Hará falta que Lilith reciba buenos afectos de Venus, que domina a su Ascendente, y de Júpiter, que está en la Casa Tercera para poder aliviar las malas influencias.
En Casa VII: Acá, donde la sexualidad esta muy pensada y razonada, llegan al matrimonio luego de haber realizado una intensiva elección, y con gran esfuerzo para lograr conseguir al ser ideal. Tanto hombres como mujeres saben dejar pasar correctamente todas las situaciones que puedan comprometerlos en su destino, este don esta dado por el Sol Negro, en la Casa Primera, en Virgo que los orienta en su destino y les aporta la seguridad de un futuro. Rehúsan el compromiso, pueden llegar a sufrir moralmente por esta situación, que por otra parte da uniones infelices. Las uniones pueden ser duraderas ya sea por interés o por necesidad pero siempre llegará el momento que el modo de vida los separará aún más.
En Casa VIII: Esta Casa es la de las desilusiones. A veces al haber conocido un único amor no pudieron realizar sus deseos, y se han convertido en verdaderos holgazanes sexuales. Por convertirse en libertinos o por encerrarse en si mismos, viven aislados y desengaños del amor. El Sol Negro en la Casa Segunda en Virgo le da éxitos económicos. Acá nos encontramos con el hombre que mantiene a su amada sabiendo que ella solo quiere el dinero y que obtendrá de acuerdo a la cantidad de dinero que le de. Podemos encontrar a la mujer que en la madurez se siente rejuvenecer y comienza a saborear relaciones con jóvenes rufianes.
En Casa IX: Estos nativos poseen la sabiduría de no sobrepasar sus límites, ya que si pudieran realizar todos sus sueños sexuales no tendrían tiempo de otra cosa. Buscan principalmente la satisfacción de los sentidos. Son más libidinosos que libertinos. Conocen sus exageraciones y en el matrimonio encontramos, al marido exigente, y a la mujer absorbente. Suelen vivir aventuras breves y sin futuro pero evitan el adulterio más aún si no tienen interés por el divorcio. Una mala dirección del Sol Negro, en la Casa Tercera, en Virgo es muy peligrosa, aniquila la inteligencia positiva de los nativos y destruye cualquier buen principio. Tanto el hombre como la mujer son capaces de abandonar todo por un amor de condición humilde, lo que ocasionará perdidas irreversibles y amargas tristezas.
En Casa X: Estos nativos tienen una desbordante sexualidad, por lo que pueden conseguir las amantes más inaccesibles. A menudo ocupan un lugar importante en el corazón de los que se encuentran cerca de él. A pesar de que todos sus encuentros tienen lugar sobretodo en su trabajo, no son victimas de estas consecuencias pero también pueden soportarla. No se les puede pedir explicaciones ya que no piensan que le están haciendo mal a alguien. Encontramos acá a mujeres, empleadas domésticas, que se convierten en la amante de su señor, y a mujeres, empleadas en una empresa, que vuelven locos a sus compañeros haciéndolos cometer imprudencias en su trabajo para satisfacer sus deseos. El Sol Negro, esta en la Casa Cuarta, en Virgo hace que la educación de estos sea un problema. Estos nativos no se quieren parecer a las personas que los han educado, ya que estos, han tenido una temerosa resignación ante las dificultades. El peligro existe más para los demás que para ellos mismos.
En Casa XI: Tienen la capacidad de hacerse valer en todas las ocasiones, son capaces de atraer amigos,, suelen ser buenos animadores. Sexualmente adoran los placeres de la alcoba. Razonan con frialdad para no involucrarse en situaciones comprometedoras. El sol Negro, en Virgo, en la Casa Quinta, viene para arruinarles las alegrías a estos seres, que solo quieren exteriorizarse. Para ellos el amor es tan simple para ellos que las mujeres no saben decir que no ante cualquier declaración y los hombres son capaces de abandonarlo todo por dos horas de placer.
En Casa XII: A pesar de que Lilith esta presente en el signo de Piscis, son muy tercos, particularmente en el amor. No hacen caso a los consejos, ya que solo hacen caso a su cabeza. Solo aceptan a la sexualidad, aunque esta le trae sinsabores. Toman decisiones rápidas, y se casan mal. La vida conyugal se destruye por el comportamiento, ya que ni el marido, ni la esposa los pueden hacer comprender cuando se meten en relaciones funestas. El Sol Negro, en Virgo, en la Casa Sexta cambia todas las decisiones que estos pueden tomar. Las mujeres y los hombres pueden sufrir dolores de vientre sin saber en un principio el motivo, pero buscando la causa, podríamos descubrir que la responsabilidad de este mal se debe a la sexualidad.


Flores de Bach y Homeopatia - Pendulo y Ouija - Veloterapia - Que es la Magia - Brujas y Brujeria - Wicca - Introduccion al Tarot - Videncia - Santos y Santería - Runas - Plantas - Piedras - Velas - Quiromancia - Fase lunar hoy - Afrodisiaca - Tarot por Email - Baraja española - Oraculo de alfileres - Adivinacion con monedas - Buscador esoterico - Angeles - Chat esoterico - Bola de cristal - Barajas de cartas - Tarot egipcio - Tarot Peru - Oraciones - Interpretacion Sueños - Tarot de Angeles y Santos - Como echar las cartas - Lectura Naipes - Test de Videncia - Horoscopo Maya - Horoscopo Celta - SMS Chat Tarot - Oraculo - Calculadora Amor - Cursos gratis - Las cartas del tarot - Horoscopos - I Ching - Bioritmo - Pentaculos - Experiencias paranormales - Vidas pasadas - Videochat Tarot - Tienda Talismanes - Recetas magicas - Horoscopo chino - Numerologia - Cafeomancia - Tarot gitano - Tarot gratis -



inicio horoscopo del dia horoscopo diario horoscopo anual caracter segun los signos de horoscopo compatibilidades horoscopo pareja horoscopo amor horoscopo lunar dias negativas carta astral gratis chart horoscopo chino horoscopo maya astrologia maya horoscopo celta arboles horoscopo de las hadas madrinas horoscopo druida horoscopo egipcio ascendente horoscopo articulos astrologicos horoscopos famosos consultas astrologicas por telefono consultas telefonicas horoscopo por telefono





Siguenos en
facebook twitter youtube blog boletin


talismanes




horoscopo indigena
Copyright © 2004    All Rights Reserved    www.astrologia24.com  
Estadisticas y contadores web gratis
courses:.fr