Horoscopo del año | Horoscopo diario | Signos | Horoscopos Tarot | Horoscopo amor | Lunar | Carta astral | Ascendente | Horoscopo chino | Celta | Maya
  Aries | Tauro | Geminis | Cancer | Leo | Virgo | Libra | Escorpio | Sagitario | Capricornio | Acuario | Piscis

Si quieres hablar con la autora de este articulo o saber la posicion de tus nodos llama al

Visa:
902 520 551
**
Desde cualquier pais:
+34 902 520 551**
Video
chat
SMS
chat
Regalo por tu
llamada >>>
* Katrin Fritzsche Apartado de correos 22, 35100 San Bartolome de Tirajana, Las Palmas. El precio máximo de la llamada es de 1.16 euros minuto desde red fija y de 1.51 euros minuto desde red móvil, impuestos incluidos. Mayores de 18 años.
** Precio de la consulta 1,19 eur/minuto a pagar con tarjeta de credito. Llamada como local

Guía rápida: Haz clic en tu signo para saber todo sobre caracter, amor y predicciones.

Aries

Tauro

Geminis

Cancer

Leo

Virgo

Libra

Escorpio

Sagitario

Capricornio

Acuario

Piscis

ASTROLOGIA KARMICA: Las Casas y los Nodos

Autor: Marcela E. Diaz para Astrologia24.com © Copyright

Primera parte: Astrologia karmica y los nodulos en los signos >>

Nodo norte en la Casa primera - Nodo sur en la Casa séptima.
En encarnaciones pasadas confió en las personas menos confiables. Se ocupó tanto de las otras personas que se olvidó de sí mismo. Se torna más fuerte si Neptuno se encuentra en su ascendente. Como se mezcla la propia identidad con la opinión de los demás, permite que los pensamientos y opiniones de los otros influyan fuertemente en él. Tienen que salir de ser todo lo que las personas dicen de él para encontrarse a sí mismo. El nodo norte en la Casa primera le aporta la conciencia necesaria para descubrir que ha perdido su identidad, que se ha convertido en lo que quieren los demás, que es totalmente opuesto a lo que es él mismo y eso le ocasiona gran dolor en la vida actual. Cuando a través del nodo Sur toma conciencia de todo lo que ha perdido se convierte en extremista, quiere arreglar de una manera muy dura todo aquello que considera haber perdido. Para alcanzar la felicidad debe equilibrar sus propias ideas con la de los demás, pero debe procurar no acelerar este proceso. El signo de este nodo Sur le indicará como se sumergió en los demás, en vidas anteriores y el del nodo norte las formas de cómo puede establecer su propia identidad.

Nodo norte en la Casa segunda - Nodo sur en la Casa octava.
Trae de las vidas pasadas secretos que guarda cuidadosamente, no puede salir a la luz ya que la culpabilidad le impide el movimiento. Su interior es tan secreto que nadie puede descubrir como realmente es. Como ha perdido sus propios valores trata de buscarlos en los demás y le resulta difícil comprender por que los otros valoran sus actos. Como no tiene nada que perder se torna peligroso y pretende actuar con los rasgos de los otros. Traen también un residuo de mal uso sexual, la mujer por medio del sexo domina y saca provecho de los hombres, en el caso del hombre lo utiliza para fomentar su ego. El sexo pasa a ser un medio para conseguir algo. Son también celosos, se sienten alejados de la sociedad como un niño tratando de ser rescatado o liberado. Le tiene miedo a la muerte pues la considera como castigo por todos los malos actos de reencarnaciones pasadas. Cuando no alcanza las cosas que desea acusa a los demás por no lograrlo. Solo cuando valore el nodo norte en su Casa segunda logrará el renacimiento. El recuerdo de las vidas pasadas tiene que aflorar de la muerte en esta Casa octava, para que el alma pueda progresar. Para poder salir, debe desarrollar y construir sobre base honesta, no a través de los esfuerzos de los demás, lo que consiga debe ser porque lo ha ganado. El signo que contiene al nodo sur indica las formas en que el individuo en vidas pasadas se ha preocupado por los demás mientras que el signo del nodo norte muestra como construir su vida sobre un sistema nuevo de valores.

Nodo norte de la Casa tercera - Nodo sur de la Casa novena.
Representan el karma en las relaciones. En el nodo sur se poné énfasis en el crecimiento de vidas anteriores, se ha dedicado tanto tiempo al desarrollo de la sabiduría que se ha perdido de disfrutar las relaciones con los demás. En la vida actual se halla unido a un sentimiento de libertad, siempre está buscando pero no sabe realmente qué está buscando. Debe aprender a interactuar con los demás, a ubicarse en el lugar exacto entre las personas que lo rodean. Constantemente se pone a prueba las formas en que se relaciona con los demás. En las relaciones actuales a pesar de poner todo su conocimiento, que proviene de vidas anteriores, no encuentra su espacio y son las mismas personas las que lo ayudan a obtener una comunicación concreta. Se siente más preocupado por no perder que por obtener ganancias, no quiere perder su libertad, cuando corra riesgo de perderla estará preparado para recibir su recompensa. La educación formal a través de la lectura y el estudio concreto es lo que le permitirá ordenarse. En el matrimonio está posición provoca serios inconvenientes ya que el individuo trata de buscar relaciones fuera del matrimonio. Tiene metas amplias pero debe unificar su energía, porque por la característica de moverse suele dejar cosas sueltas. Siempre tiene una respuesta para todos lo que la necesitan, con esto llena sus necesidades de movimiento sin saber lo importante que es para el mismo desparramar esa información. Es muy nervioso pero a su vez tiene una vida plena e interesante, utiliza toda la información adquirida para comunicársela a los otros. Como siempre vive en movimiento y adquiriendo información nunca da una conclusión final porque para él podría ser prematura ya que sabe que siempre hay nueva información. Se presenta como un charlatán porque suele hablar superficialmente, pero siempre deja mensajes ocultos, ya que todas sus palabras son importantes. El signo del nodo sur indica mensajes codificados que solo son entendidos por mentes inteligentes, el signo del nodo norte muestra como puede ser trasladados estos mensajes para ser comprendidos y aceptados por la sociedad.

Nodo norte en la Casa cuarta - Nodo sur en la Casa décima.
Llega a la vida actual pensando que todo está por debajo de él, considera que él es el centro, trae de sus encarnaciones pasadas el poder de mando por lo que aprovecha la debilidad de los demás para hacerse cargo. Se presenta como protector y se alimenta poniéndose en un lugar elevado a todos los que ha podido dominar. Es solitario, ya que por la misión que él mismo se ha impuesto no permite que los demás conozca su yo real. Por su afán de dominar, entra en conflicto con las personas que lo rodean y experimenta ciertas situaciones que lo hacen bajar del lugar donde se encuentra. Estas personas han tenido padres exigentes que le han enseñado que tienen que ubicarse en la posición más alta del mundo, a pesar de ello siempre están descontentos ya que siempre les parece poco lo que alcanzaron. La lección kármica es que debe superar esa necesidad de dejar lo que tiene para lograr más. Es tan fuerte está necesidad que llegan a veces al suicidio, por no conseguir lo que quieren, ya que creían que tenían un gran destino. Debe elegir entre lo que él quiere para sí mismo y lo que quieren los demás, también madurar, porque no pueden solucionar sus propios problemas emocionales a pesar de su fortaleza. En estos nodos es importante la relación con los padres, ya que intentará liberarse de ellos a pesar de saber que también los necesita. Comprende también que esa necesidad de organizar la vida de los demás no es otra cosa más que para cubrir su propio desorden. Su alma trae el residuo de que todo lo que haga, es para recibir reconocimiento de los demás, en esta casa deberá aprender que todo acto es para su propia recompensa. Una vez que se desprenda de esta necesidad de mostrarse ante los demás recién alcanzará la madurez que está buscando. El signo que está en el nodo norte le muestra como sobrevalúa su propio yo y el del nodo sur le mostrará las maneras de desprenderse de las tendencias de su vida anterior para lograr la estima personal.

Nodo norte en la Casa quinta - Nodo sur en la Casa undécima.
Acá el individuo debe salir de su fantasía para bajar a la realidad. En vidas pasadas se dedicó a la satisfacción de sus deseos. Está acostumbrado a vivir en un mundo de sueños siendo observador de los demás, convirtiéndose en un ser ingenioso, capaz de elaborar distintas tramas basadas en sus ensoñaciones. Busca siempre distintos elementos para sus propios sueños, es la persona menos práctica del zodíaco y nunca deja de sorprenderse de las rarezas que crea en su propia mente. Se termina por convertir en un juguete de sus propios sueños, su karma es aprender a usar sus sueños para que lo ayuden en la vida. Cuando baja a la tierra busca amigos en los cuales identifica a los personajes de sus sueños, dirige su mente hacia el futuro creando un cuento de ciencia ficción de ese tiempo que aún no conoce pero que le encanta meditar. Acusa a su trabajo o a su niñez como causales de sus dificultades, pero en realidad esto no le importa, su frustración surge de la gran distancia que hay entre su mundo soñado y la realidad actual. Lucha constantemente por romper las barreras que existen entre sus sueños y la realidad, esa lucha le quita energías para crear su propia vida. El nodo norte de la Casa quinta le permite crear su propio destino, tendrá que unir sus pensamientos y sus sueños para crear su propia vida. Deberá ser responsable de sus sueños ya que en esta posición nodal podrán ser materializados, comprender el poder de sus deseos ya que vivirá sus consecuencias. Tiene que aprender que el nodo sur de su casa undécima que se encuentra bajo la dirección de Acuario deberá dirigirlos hacia la humanidad, ya que cuanto más haga por lo demás más recibirá, si invierte esta postura provocará su destrucción, porque creando para sí mismo, terminará por agotarlo. Su falta de compromiso resultante del residuo de sus vidas pasadas le traerá conflictos en su matrimonio o en sus relaciones, salvo que estos nodos caigan en los signos de agua y tierra. Cuando se de cuenta que sus sueños bloquean su realidad, que resultan inútiles para el futuro, ahí será capaz de abandonarlos y se enfocará en lo que está creando en el presente, Para convertirse en un hacedor de la realidad debe dejar de lado todos sus sueños personales y aprender autodisciplina para poder guiarse a sí mismo. El signo del nodo sur le revela como los sueños de otras vidas siguen apareciendo en esta vida, el que contiene el nodo norte le indica como aplicar creativamente a la realidad sus sueños y así desarrollar todo lo que tienen dentro. Algunas almas han experimentado la conciencia cósmica en una vida anterior.

Nodo norte en la Casa sexta - Nodo sur en la Casa duodécima.
A este individuo le agrada quedarse solo metido en sus pensamientos, no porque no le agrade la compañía sino que la soledad le permite aislarse y no ver lo que lo rodea más que sus propios pensamientos que se funden con las reflexiones kármicas de su vida anterior. Se pierde dentro de sí mismo. Como resultado de estos pensamientos pierde la lógica y acumula temores que vienen de vidas pasadas, a tal punto que no sabe si son reales o imaginarios. Su vida exterior esta basada en temores o imaginación por lo que los demás lo ven como a alguien que quiere evitar la realidad, pierde por esto la confianza en sí mismo. Ve a todos como detrás de un vidrio, a su vez cree que todos lo están observando. Es un pésimo organizador de su trabajo ya que considera que el tiempo nunca le alcanza para realizar todo lo que se propone, siente que siempre llega tarde y por eso vive intentando alcanzando el presente. Debe aprender a ser responsable, sufre ante cualquier dolor real o imaginario, siente que todo el amor que tiene y que da, no es apreciado. Deberá salir de su propia melancolía, para verbalizar todos los dolores, temores y preocupaciones pasadas. Tiene que crear su confianza, salir del pozo en el que se encuentra para convertirse en una de las personas más hermosas del zodíaco. Conocerá por intermedio del nodo norte en su Casa sexta el placer de ayudar a los otros, para ello debe entender que en esta vida a sido elegido para sacrificarse. Tiene que organizar sus pensamientos y comprender que lo más importante es la fe en sí mismo. Enfrentará en esta vida enfermedades físicas y mentales, propias o de otras personas cercanas que superará cuando aprenda a armonizar su mente y pensamientos, a armonizar su interior. Una vez que comprende su lección kármica. Que le muestra que hay una razón superior, se despertará la fe curativa, por lo que las personas de este nodo suelen curarse milagrosamente. Deberá dejar el pasado como un recuerdo y descartarlo para entrar en una vida más productiva, a medida que crea en sí misma más pensamientos positivos obtendrá y así podrá experimentar una nueva vida. El signo en el nodo sur plantea como el individuo aforrándose a su karma impide el avance de su vida actual, el del nodo norte muestra como puede formar una vida productiva al servicio de los de más.

Nodo norte en la Casa séptima - nodo sur en la Casa primera.
Este individuo en encarnaciones pasadas se caracterizó por su individualismo. Por eso ahora tiene que aprender a relacionarse con los otros. Aunque escucha a los demás, rara vez acepta consejos. Busca el desarrollo de sus habilidades y también la aprobación de los otros. Trata de ocupar un lugar superior y se aleja cuando percibe que alguien pone en peligro su dominio. Puede relacionarse con los demás, mientras estos no comprometan su libertad, por eso el matrimonio no es fácil para él. El problema está generado por su propio egoísmo que procede del pasado, no de los demás como él cree. Como necesidad de demostrar su autosuficiencia, suele utilizar su deterioro físico y mental para despertar simpatía, lo último que desea es mostrar su fracaso. Tendrá que aprender a dar con el corazón. Es fiel a sí mismo, se ve como un gran luchador y no le gusta depender de los demás, es una persona solitaria. Su seguridad está basada en el dominio de los demás, su karma se basa en aprender a considerar a los otros, ya que como se considera el centro, se proyecta como una persona más importante que los otros, también afirma no haber recibido amor. Consigue grandes logros pero no desarrolla plenamente sus capacidades. Comienza su crecimiento cuando logra desprenderse de sí mismo, y se hace cargo de su poder, de su confianza entregándolos a los que más lo necesitan, esta entrega debe ser sincera, de corazón, dejando de lado su orgullo. Si enfoca sus energías en ayudar a los demás, sin esperar nada a cambio, Dios se ocupara de cubrir sus necesidades. Será infeliz cuando enfoque sus energías hacia sí mismo. Aprenderá si contrae matrimonio, de su segundo hijo, de su relación con sus sobrinos. Se ha preparado durante muchas vidas para ayudar a los otros. Debe desarrollar su amabilidad y su comprensión así recibirá más de lo que da. El signo que contiene al nodo sur indica como el residuo de atención en sí mismo, durante las vidas pasadas, impiden su progreso; el que contiene al nodo norte como puede, abandonando su ego, ayudar a los otros y conseguir su plenitud.

Nodo norte en la Casa octava - Nodo sur en la Casa segunda.
Su karma esta centrado en una extremada posesividad. Se quiere tener todo lo que los ojos ven. Los individuos muestran una desenfrenada necesidad de posesión y un enfrentamiento consigo mismo. Tiene casi un comportamiento animal. No tuvo en cuenta, en vidas pasadas, los valores de los demás y siguió su camino sin importarle si los afectaba. Nunca puede alcanzar sus propias necesidades, debido a que ha creado un sistema de necesidades superiores. No le es suficiente lo que las personas que lo rodean les pueden dar, busca más la cantidad que la calidad. Suele llegar a tales extremos que aún comprendiendo su error no es capaz de admitirlo. Trata de avanzar tan drásticamente que suele arruinar el camino que ha ganado, podrá renacer si elimina los comportamientos excesivos. Debe desprenderse de la necesidad de impresionar a los demás para caminar con mayor suavidad y sin excesos. Trae tanto peso de sus vidas pasadas que debe sacar su fortaleza interior para poder renacer, pero debido a su carácter obstinado se le dificulta el camino. Deberá romper con un sistema de valores traído de sus vidas pasadas, en las que considera que hay personas más privilegiadas que otras y aprender de aquellas que la rodean, empezando a escuchar. La vida física y material que ha llevado por tanto tiempo le provoca un disgusto con él mismo. Tiene que abandonar su sistema de valores, para aceptar valores nuevos y comenzar desde abajo el camino, así estimará más cada paso de ese camino. Hasta que no se complete la transformación, seguirá sumergido en un caos, deberá aprender que las posesiones son para utilizarlas y no para acumularlas. Tiene que dejar atrás el camino andado. El nodo norte de la Casa octava puede ayudar o no, al individuo, para esto tendrá que poner toda su fe, en cuanto consiga no mirar atrás logrará que Dios atienda sus pedidos. El signo del nodo sur muestra un sistema de valores que trae de su vida anterior y que debe ser cambiado, el del nodo norte como puede surgir la nueva vida.

Nodo norte en la Casa novena - Nodo sur en la Casa tercera.
Es un individuo que vive tratando de salir de los enredos en los que se ve envuelto con las demás personas. Trae de sus vidas anteriores las necesidades de relacionarse con la gente, a pesar que le gustaría estar solo. Siente que los problemas recaen sobre él, y considera que si tuviera mejor preparación a nivel educativo podría resolverlos. Suele ser diplomático, escucha a los otros y les da consejos pero permanece meditando sobre sus palabras, porque tiene la inseguridad de ser malinterpretado. Debe aprender a valorar la verdad sin tener que preocuparse por las palabras. Uno de sus mayores problemas kármicos es su curiosidad desenfrenada, que le sirvió en vidas anteriores, pero que en la vida actual solo lo lleva a meterse una enorme cantidad de detalles que son innecesarios. Le cuesta tomar decisiones, ya que en lugar de basarse en la intuición o mente trata de buscar toda la información posible para no equivocarse cuando tenga que tomar una decisión. Le gusta leer y estudiar, convencido de que es el único camino que no tiene final, por eso suele meterse durante toda su vida en las cosas que le interesan. Se relaciona con tantas personas que se siente incapaz de cumplir con todas, por momentos quiere ser todo para ellas y no lo puede lograr. Cuando se le presentan buenas posibilidades, tarda tanto en tomar una decisión, que termina por no hacer nada. Tiene tanto miedo de se impotente sexualmente que suele llegar a la promiscuidad hasta descubrir que realmente no tiene problemas. Desea adquirir todos los conocimientos posibles para que nadie lo descubra sin la información adecuada. Desarrollará más su fe cuanto menos hable con las personas. Debe alejarse de su círculo íntimo para poder ampliar sus conocimientos y así podrá sacarse la carga de sus espaldas. Viajando logrará ampliar sus perspectivas y podrá alcanzar mejores éxitos. Por intermedio del nodo norte en su Casa novena logrará crecer espiritualmente cuando haya logrado desprenderse de las dudas y preguntas de sus vidas pasadas. En este proceso perderá algunos amigos, pero los que quedan son los que le permiten hacer la diferencia entre los amigos y los conocidos. Durante su crecimiento tiene que aprender a ponerle atención a sus ideas más que a sus palabras. El signo que está en el nodo sur muestra como la memoria no puede salir de su mente inferior, el del nodo norte como puede liberarse con ayuda de su mente superior.

Nodo norte en la Casa décima - Nodo sur en la Casa cuarta.
Este individuo trae el karma del peso de su familia, cree que debe utilizar su tiempo para satisfacer las necesidades de ella, sintiéndose totalmente imposibilitado de realizar su individualidad. Como en vidas anteriores olvidó a quienes lo alimentaron, hoy que se encuentra en la posición de alimentar, siente que su propia familia desprecia todo lo que hace por ella. Debe luchar para dejar atrás su karma, pero su peso es tan grande que se enfrentará consigo mismo para no desarrollar un resentimiento interno. En el caso de la mujer, tendrá que actuar como madre y padre, (por ausencia de la figura paterna), ante la exigencia de uno de sus hijos al que tendrá que dedicar todo su tiempo, energía y esfuerzo. Este individuo tiene que romper con los lazos que lo mantienen unido a su vida anterior. Ve que las necesidades de su familia lo complican constantemente y es así como se llena de sentimientos negativos, también tiene conflictos con otros integrantes de la familia sobre todo por problemas de bienes raíces. Generalmente entra en conflicto con respecto a las cosas que le gustaría hacer por las personas que ama, suele ser el que trabaja para mantener a la familia o suele convertirse en su supervisor. Tiene que madurar y comprender las necesidades de las personas que ama y enfocar su dirección por encima de esas necesidades para poder sentirse libre. A medida que pasan los años se encuentra rodeado de más gente a la que le ofrece protección, logrando así su felicidad. Cada persona a la que acompaña es la que le permitirá la evolución de su alma, tendrá que dejar atrás su inmadures y desarrollar su responsabilidad. El signo que contiene al nodo sur le muestra la inmadurez que no le permite alcanzar sus metas, el del nodo norte los modos de cómo puede desarrollar su madurez para darle a su vida un significado pleno.

Nodo norte en la Casa undécima - Nodo sur en la casa quinta.
Este individuo se la pasa recordando un estilo de vida pasada y al que estaba acostumbrado y trata de llevarla a la vida actual, pero hoy esa vida resulta inapropiada. Se inclina tanto por los asuntos amorosos que se hace cada vez más débil y en lugar de fortalecerse, necesita más estímulos, lo que le ocasiona un gran desamparo. Posee dificultades para asimilar la realidad, necesita ser amado y al enfocarse en esta necesidad pierde lo que puede ser importante. Quiere no pasar desapercibido en esta vida y termina por no aceptar que es una persona más. Busca autorrealizarse por medio de aventuras amorosas y es muy generoso con quienes lo aman. Por ser de naturaleza romántica, siempre desea sacrificarse por amor. Su principio de dignidad es tan fuete, que desprecia las relaciones ilícitas y cuando se involucra en una de ella es solamente para demostrar que es capaz de sacrificar sus principios en pos del amor verdadero. Es una buena persona incapaz de actuar maliciosamente. En su interior es un niño lo que le da un talento especial de creatividad con los chicos. En determinado momento va a necesitar una persona con más fortaleza que él. En su casa undécima aprenderá lo que es la amistad y dejará de lado las relaciones de posesión. Tiene que aprender a conocer sus sueños ya que gracias a estos puede comprender la razón de sus actos. Si tuviera que renunciar a algo de su vida, lo haría con respecto a su autovoluntad que en realidad es lo que lo bloquea, él es su propio enemigo. Se siente descontento, quiere ser libre pero no puede lograrlo, para eso tiene que liberarse de su ego, que es el que le provoca su propia destrucción. Le costará mucho sacrificar su ego, pero solo alcanzará su más elevado propósito cuando logre eliminar cualquier pensamiento impregnado de prejuicios. No logrará la armonía en el matrimonio mientras permanezca en él una pequeña dosis de orgullo, hasta que no adopte una actitud impersonal. La mayoría llegan al divorcio, pero no por el destino sino por una mala utilización de las energías del nodo sur en la Casa quinta, ya que esas energías las pone en sí mismo y no encuentra la fortaleza suficiente para satisfacer a su compañero. Llegará a la felicidad cuando aprenda a mirar las cosas de forma más científica y no tan pasional. Debe aprender a ayudar a los demás sin involucrarse, ya que está destinado a estimular la carrera de los otros. El asociarse con amigos, participar en entidades de recreación, le permitirán formar su autoconciencia, porque comienza a valorarse a sí mismo a través de las valoraciones que hacen los demás de él. El signo del nodo sur muestra como los restos del pasado basados en la pasión y sus propios deseos llegan a presionar su vida actual; el signo del nodo norte le permitirá liberar su ego y así poder dedicarse a cosas más impersonales.

Nodo norte en la Casa duodécima - Nodo sur en la Casa sexta.
Acá el individuo se pasa metido en sus propios pensamientos. El mundo real le resulta agotador y en el trabajo todo es intolerante, la paga, las condiciones, le demuestran que nadie aprecia lo que tiene para dar. Ve caos donde vaya, a pesar que trae de las vidas anteriores el orden y la organización, fue en éstas un perfeccionista, por lo que en la vida actual las imperfecciones lo debilitan y se siente incapaz de enfrentarlas. Algunas de estas personas se sumergen en la autocompasión, otras en cambio manifiestan celos por las cosas que tienen los demás y consideran que no las merecen. Generalmente el origen del problema esta situado en el ego, que se ubica más arriba de la humanidad. A pesar de no admitirlo ve a los demás como seres inferiores. Es capaz de quedarse sin trabajo antes de realizar uno que considere que esta por debajo de sus capacidades, aunque por las circunstancias ha tenido que realizar cualquier trabajo a pesar de estar en contra de sus principios. Experimenta tanta ira que logra enfermarse, hasta culpar a ese trabajo de sus problemas de salud. Siente que la sociedad lo ha marginado y emplea toda su energía para impresionar a los demás, tendrá que mirarse bien adentro para encontrar la solución a sus problemas. Como ven pasar la vida a su alrededor comienzan a desarrollar sentimientos mezquinos, trae de su vida anterior en el nodo sur de la Casa sexta, un gran residuo de nerviosismo. Tendrá que distinguir entre la importancia de sus valores y los inconvenientes que son transitorios. Con respecto a lo sexual tiene tantos temores por fracasar que complica el problema desarrollando una respuesta sexual anormal para tapar ese sentimiento de incapacidad, como en vidas pasadas controlaba su universo, en la vida actual hace todo lo posible para no sentirse más pequeño. Para iniciar su crecimiento debe dejar de verse a sí mismo como parte de un todo más grande que él y ver que tiene la esencia de todo el universo. Al analizarse a sí mismo terminará por comprender que las cosas pueden ser distintas sin necesidad de que uno sea mejor que otro, aprenderá también que tiene que transformarse a sí mismo y no al mundo. En numerosas situaciones se verá sometido a desarrollar su compasión hasta comprender que el juzgar a los demás complica su felicidad. Se liberará de su karma cuando deje de permitir que su vida sea interrumpida por pequeñas distracciones. Una vez que aprenda que su vida se encuentra más lejos de lo que imaginó podrá ver la belleza de la creación divina. Tiene que conseguir una armonía mas elevada, apreciando el milagro de lo que es, sin preguntarse porque y como. Estabilizando su mente interior podrá superar los problemas físicos y de salud. En esta posición nodal, la materia está por encima de la mente y la vida deberá caminar desde la materia hasta la conciencia del espíritu. El signo en el nodo sur muestra como en las vidas anteriores se preocupa por la materia física, el que contiene al nodo norte le indicara como cambiar el alma hacia la esencia pura.

Los nodulos en los signos >>





inicio horoscopo del dia horoscopo diario horoscopo 2006 horoscopo anual caracter segun los signos de horoscopo compatibilidades horoscopo pareja horoscopo amor horoscopo lunar dias negativas carta astral gratis chart horoscopo chino ascendente horoscopo horoscopo maya astrologia maya horoscopo celta arboles articulos astrologicos horoscopos famosos consultas astrologicas por telefono consultas telefonicas horoscopo por telefono







Siguenos en
facebook twitter youtube blog boletin


talismanes




Copyright © 2004    All Rights Reserved    www.astrologia24.com  
Estadisticas y contadores web gratis
courses:.fr